martes, 27 de diciembre de 2016

Daniel James Brown: Remando como un solo hombre

Idioma original: Inglés
Título original: The boys in the boat
Traducción: Guillem Usandizaga
Año de publicación: 2013
Valoración: Entretenido

Los Juegos Olímpicos de Berlín 1936 son recordados por varios motivos, deportivos y extradeportivos. Entre los primeros, destacan las 4 medallas de oro obtenidas por Jesse Owens en atletismo (100 y 200 metros, 4x100 metros y salto de longitud). Entre los segundos, destaca el esfuerzo propagandístico de los jerarcas nazis. Fruto de ese esfuerzo son el espectacular Estadio Olímpico de Berlín o la película Olympia, dirigida por la cineasta de cabecera del Tercer Reich, Leni Riefenstahl.

Cuento todo esto porque "Remando como un solo hombre" es la (¿otra de cuántas?) historia, desconocida para el gran público, del equipo estadounidense de remo, en la modalidad de 8 con timonel, que ganó la medalla de oro en Berlín.

El principal protagonista de la historia es Joe Rantz, uno de los integrantes del equipo. Al igual que el resto de sus compañeros, Rantz procedía de la Universidad de Washington (estado del Washington, ojo), situada en Seattle, y de una clase social "media-baja", en contraste con otros afamados equipos de la época como Princeton, Yale, Oxford, Cambridge, etc. Hay que tener en cuenta que, en aquellos años, Seattle era una ciudad maderera y pesquera, gris y aletargada, con nula presencia en el deporte de alto nivel, aunque con cierta tradición en el remo universitario, pese a sus evidentes connotaciones clasistas. 

La vida de Rantz hasta la obtención de la medalla de oro es una vida de película (y raro es que no la haya habido). Huérfano de madre desde que era un bebé, abandonado por su padre y su segunda esposa en su infancia, múltiples traslados, trabajos penosos, etc. Vaya, toda una historia de superación hasta que el chaval consigue alcanzar el éxito.

Pero no es solo la vida de Joe Rantz y de sus compañeros de equipo, entrenadores, etc. Es cierto que su infancia y adolescencia, su llegada a la Universidad, sus comienzos en el equipo de remo, las competiciones en las que el equipo toma parte, etc, ocupan la mayor parte del libro.

Una parte importante, y personalmente la que considero más interesante, está dedicada a los años posteriores a la Depresión de 1929, a la gran sequía de 1934 en el Medio Oeste, a las migraciones y a las situaciones de pobreza que ocasionaron. Leyendo esta parte parece estar viendo a Henry Fonda en "Las uvas de la ira".

Otra pequeña parte, también recomendable, se refiere a los aspectos propagandísticos de los Juegos. Goebbels, Leni Riefenstahl y el arquitecto Werner March copan el protagonismo.

En definitiva, un libro con un trabajo ingente de documentación que presenta, sin caer en el "telefilm sensiblero que podría haber sido", la clásica historia de superación y que, sin ser alta literatura ni pretenderlo, sirve perfectamente para pasar unos ratos de lectura de lo más entretenidos.