martes, 21 de noviembre de 2017

Mircea Cărtărescu: Solenoide

Título original: Solenoid
Idioma original: Rumano
Traducción: Marian Ochoa de Eribe
Año de publicación: 2015
Valoración: (Casi) imprescindible

Dice la crítica seria y especializada que esta es la obra cumbre de Cartarescu. A ver. Igual es algo aventurado, sobre todo si tenemos en cuenta que Cartarescu tiene unos 60 años y aún le quedan unos cuantos libros por delante, ¿no? Lo que sí que puedo decir es que se trata de su obra más ambiciosa hasta el momento (o, al menos, de lo que yo he leído), un compendio de todo su universo literario en versión extendida. 

Es un libro que no me atrevería a recomendar a nadie como punto de partida para adentrarse en la obra del rumano. Sus casi 800 páginas y su peculiar mundo hacen aconsejable acercarse a "Solenoide" tras alguna que otra experiencia en el mundo cartaresquiano. 

Pero vayamos al grano. Creo que estamos ante uno de los libros del año. Sin más. Por su originalidad, por su atrevimiento y por llevar casi al límite aquella frase de Pío Baroja, extraída de sus "Páginas de autocrítica", en la que decía que la novela es un saco donde cabe todo. 

A grandes rasgos, podríamos decir que "Solenoide" es una novela sobre el extrañamiento de uno mismo y del mundo que le rodea, una novela dual, realista y onírica a partes iguales. Y es que su protagonista es, así mismo, un ser dual; de día es un gris profesor de Lengua Rumana es un no menos gris colegio del extrarradio de la ya de por sí gris Bucarest, ciudad museo de la melancolía y de la ruina, y de noche es "simplemente" un hombre asediado por miedos, sueños y alucinaciones.

El libro son los cuadernos que va escribiendo su protagonista a lo largo del tiempo, en los que hace un repaso a toda su vida, determinada siempre por decisiones (propias o de terceros) conscientes e inconscientes, desde la infancia a la madurez, pasando por una adolescencia marcada por su estancia en un terrible sanatorio para tuberculosos, por su compulsiva afición a la lectura y por un doloroso rechazo a su primera obra literaria. Tal y como dice el propio escritor-lector-personaje de los cuadernos, estos son informes sobre sus propias anomalías escritos con el único objetivo de intentar comprender.

Como comentaba anteriormente, los cuadernos tienen dos vertientes. Una de ellas es diurna y correspondería a su monótona vida como profesor en un colegio de primaria, lleno de piojos y liendres; bichos reales y presentes en las primeras páginas del libro, metafóricos y terribles más adelante. El retrato de la Rumanía de los años 60-70 y 80 es devastador. Es el retrato de una soledad sin esperanza, de una vida con miedo, de una realidad que se ha convertido en la más abrumadora de las prisiones, en la que "todos somos ácaros ciegos pululando en nuestra mota de polvo en un infinito desconocido". Esta parte más realista me parece, sencillamente, brutal. Las páginas que reflejan la soledad, el dolor, el absurdo y el vacío son de lo mejor de la obra de Cartarescu.

La otra vertiente, llamémosla nocturna, es fruto de los miedos, sueños y alucinaciones de su protagonista. Pese a estar íntimamente relacionada con la parte realista, ya que procede del dolor "del día", podría leerse como una novela diferente. Sería, en este caso, una novela onírica, con una potente carga alegórica y metafórica, en la que los sueños del protagonista no constituyen otra cosa que planes de huída de la realidad. Esta parte es más compleja para el lector. Los extraños y terribles sueños están narrados con gran detalle, sobre todo en su aspecto más "técnico", y, en mi opinión, entorpecen un tanto la agilidad de la lectura.

En cualquier caso, se trata de un grandísimo libro, que trae a la mente, además de obras anteriores de Cartarescu (Lulú, Nostalgia...), a Kafka, con millones de insectos y parásitos como metáfora del mundo, a Borges o al Sábato de "Sobre héroes y tumbas". Palabras mayores, oigan.

P.S.: No quisiera acabar la reseña sin destacar el trabajo de Marian Ochoa de Eribe, traductora habitual de Cartarescu. El texto, sobre todo en su parte más onírica, está plagado de tecnicismos y de detalles e imagino que el esfuerzo debe haber sido ímprobo.

Otras obras de Caratarescu en ULAD AQUÍ

18 comentarios:

Santi dijo...

Gran reseña, Koldo. Desde luego, es uno de los libros más esperados y comentados del año. Pero le veo algo de riesgo de convertirse en una especie de Broma infinita de DFW: "el mejor libro que usted nunca leerá". En todo caso, Cartarescu está convirtiéndose cada vez más en un clásico contemporáneo, y en un firme candidato al Nobel...

Marc Peig dijo...

Coincido con Santi, gran reseña. Es un libro que tenía pensado leer y más aún después de leer la reseña. Puesto que indicas que es aconsejable no acercarse a la obra de Cartarescu empezando por este libro, ¿con cuál sería mejor empezar?
Saludos
Marc

Gabriel Diz dijo...

Hola Marc,me tomo el atrevimiento de recomendarte Lulú.

Saludos

Marc Peig dijo...

Gracias, Gabriel. Me fío de tu recomendación ;-)
Saludos
Marc

Gabriel Diz dijo...

Koldo,
A los novelistas contemporáneos deberían prohibirle escribir libros de más de 500 páginas ;)....Es que con el trabajo, internet y redes sociales no queda tiempo para nada!!!
Saludos!

Koldo CF dijo...

Compays y Gabriel:

Nobel a Cartarescu YA! Vamos, que le quiten a Ishiguro el de este año y se lo den a Mircea con carácter retroactivo. Eso sí, no es un autor fácil, como bien recuerda Santi.
En cuanto a "qué libro leer para empezar con Cartarescu", yo elegiría antes Nostalgia que Lulú (cuestión de gustos, supongo). Y lo de la extensión, yo lo dejaría en 300 páginas!!! Salvo honrosas excepciones, como esta!

Saludos

Anónimo dijo...

El ruletista! Ese sería EL libro para empezar, un cuento largo que te vuela la peluca!

Javier Ventura dijo...

Estoy deseando meterle mano, y a la vez me dan algo de miedo los pasajes oníricos, que cuando son muy largos o intensos, suelen resultarme algo pesados. Pero no me cabe duda, de que estamos ante lo mejorcito del panorama actual. Yo empezaría también con “El ruletista”, que es el primer relato largo de “Nostalgia”. Una auténtica joya.

Marc Peig dijo...

Gracias, Koldo, Anónimo y Javier por las recomendaciones. ¡Alguno de ellos caerá!
Saludos
Marc

Iñigo Várez dijo...

Yo estoy en ello y de momento me está fascinando. Pese a la complejidad brutal de los pasajes más abstractos no tienes la sensación de perderte en una prosa complicada, sino en una novela que fluye al ritmo que marca el autor. ¡Un genio, sin duda!

Koldo CF dijo...

Reconozco que, en determinados momentos, los pasajes oníricos se me hicieron un pelín largos y que disfruté más de la parte más "realista", pero es un librazo tremendo y Cartarescu un genio, como bien dices.

Gracias, Javier e Iñigo, por los comentarios!!

Anónimo dijo...

"Cartarescu es un escritor de Drumul Taberei. Yo escribo mejor que Cartarescu."

Yo también. Dichosos los no-rumanos que nunca van a saber que es la escritura de Drumul Taberei.

Anónimo dijo...

Por un lado estoy deseando hincarle el diente, aunque por otro no sé si será demasiado para mí. Al final caerá....Espero que no me venga grande. Nostalgia me encantó.

Koldo CF dijo...

Si te gusta Nostalgia, te gusta Solenoide (creo).

Gracias por comentar!

Marc Peig dijo...

Hola, Koldo. Después de tu reseña, me lancé a la lectura de Solenoide, haciendo caso omiso a iniciar el descubrimiento de la obra del autor con precisamente este libro. No me arrepiento para nada, sino al contrario. El libro es inmenso, es brutalmente impactante y de una complejidad no sólo literaria, sino también conceptual, que consigue atraparte entre sueños y realidades. La calidad el autor es desorbitada, y sublima lo que se puede esperar de la literatura. Obra maestra, sin duda alguna.
Gracias por la reseña y por tentarme (y casi provocarme) a descubrir este gran autor.
Saludos
Marc

Victoria Cos dijo...

No conocía este autor hasta que lo vi como ganador del premio ULAD y comencé a rastrear su bibliografía. Me descargué todo lo quer encontré de él y justo empecé por Solenoide. Leyendo la reseña y los comentarios me doy cuenta de que quizás no fue la mejor opción para iniciarme en su literatura. Estoy un poco desorientada con su manera de escribir, me gusta pero a la vez no termino de entender el estilo. Me parece que lo voy a dejar en pausa y comenzaré el recorrido con otro de sus títulos. Según lo que leí, algunos recomiendan "Lulú" o "El ruletista". Consejos o sugerencias? Se agradece orientación!!
Saludos a todos :)

Koldo CF dijo...

Hola!
Yo siempre digo que lo mejor (en mi opinión) para empezar con Cartarescu es "Nostalgia". Es un libro de relatos más o menos largos con los que te puedes hacer una idea de su "universo". "Solenoide" lo veo más para ya iniciados.

Suerte!!



Unknown dijo...

Empecé este verano con Solenoide. Tuve que parar, hacer un descanso. Pero de algún modo, el libro seguía estando ahí, aparecía de repente. Sabía que volvería a él.
Es fascinante, estoy de vuelta con él.
Muchísimas gracias por el blog!