viernes, 30 de septiembre de 2016

Alain-Paul Mallard: Evocación de Matthias Stimmberg

Idioma original: Español
Año de publicación: 1995
Valoración: Imprescindible

¿Es un tal Alain-Paul Mallard el nuevo enfant-terrible de las letras francesas? ¿El nuevo Houellebecq? ¿El nuevo Proust? No, no y mil veces no.

Resulta que es un poco prolífico escritor y cineasta mexicano nacido en 1970 y residente actualmente en Barcelona. Y resulta también que es el autor del mejor libro de relatos que he leído últimamente, y cuando digo últimamente me refiero a un período largo de tiempo.

Este "Evocación de Matthias Stimmberg" es un libro brevísimo, de apenas 80 páginas (ilustraciones incluidas), compuesto por diez intensos, perturbadores, profundos y densos relatos breves (microrrelatos, en ocasiones), que forman una especie de biografía ficticia, desordenada y fragmentaria de un tal Matthias Stimmberg, inexistente escritor austríaco (No os molesteis en buscarlo en la Wikipedia!) que, según el libro, vivió entre 1901 y 1979. Ojo que para dar más visos de realidad al libro, Malllard incluye una apostilla final en la que cuenta la fuente de los propios relatos.

Se trata de diez instantáneas de momentos, ya triviales, ya cruciales, de la vida de Stimmberg, pero todas ellas con un mensaje detrás. Hay en el libro relatos iniciáticos como "Perham" o "La sal", relatos sobre la crueldad o el sufrimiento como "El estudio de la esperanza", "El médico del sur", "Sísifo" o el ya citado "La sal", relatos con un toque humorístico (humor negro) como "El poeta" o "Mein Kampf", relatos con la muerte como protagonista como el mencionado "Perham"o "De mal gusto", etc. Diez relatos que admiten múltiples lecturas y que, por eso, te dejan pensando en ellos durante un tiempo.

La verdad es que, para mí, ha sido el descubrimiento del pasado verano. Toda una sorpresa.

No añadiré más. Solo espero que, si conseguís encontrar el libro, también para vosotros sea una revelación.

P.S.: Habrá alguien que piense: "Hala, ya están los buenistas de ULAD plantando imprescindibles o muy recomendables otra vez". Ya sabéis que se aceptan contarreseñas.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hala, ya están los buenistas de ULAD plantando imprescindibles o muy recomendables otra vez