martes, 8 de octubre de 2019

ULAD inaugura el premio ¡NOOOO! BEL

Estimados señores de la Academia. Dejen ya de jugar. Que si el año pasado no dan su premio por unos asuntillos de tema sexual. Que somos muy coherentes y no hay premios que dar, castigados todos a la cama sin postre.

Respuesta contundente: ULAD crea el NOVEL

Y ahora, este año, todo olvidado, pero el palmarés no puede quedar vacío. El tiempo, que todo lo borra y, como si hubiéramos saltado una casilla, y ahora DOS Nobel. Para recuperar la media. 
Oigan: esto es trampa. Y les va perfecto: pueden premiar a pares, contentando y compensando, a equidistantes no les va a ganar nadie: un hombre y una mujer, un novelista y un poeta, un representante de la literatura occidental y otro de las periféricas, uno blanco y uno de color, un escritor consolidado y uno casi debutante. O pueden premiar a un pianista y a un guitarrista. Ejem. O mejor, a ciertos dos escritores españoles muy machotes y muy amigos. Qué comodona les ha quedado la jugada. Pueden optar por un escritor comercial y otro artístico. 
La de escritorzuelos que estarán ilusionados porque este año hay dos premios y eso dobla sus posibilidades. Cuánta ilusión en cuántos despachos llenos de papelotes o presididos inmaculadamente por una máquina de escribir, por un PC, esperando pacientes a la prensa dispuesta a fotografiar el RINCÓN DONDE CREA EL GENIO. 
POR DOS.

Respuesta aún más contundente: ULAD crea el ¡NOOOO!BEL

Porque ULAD es un blog cohesionado e integrado por 10 personas de conducta recta e intachable, 10 seres humanos a los que poco hay que reprochar salvo el tamaño de las baldas de sus estantes. Olvidemos la pequeña escisión de la rama catalana y el asunto que acabo con la fusión entre MAS ULAD y MENOS ULAD. Estamos unidos, estamos fuertes, miramos adelante.

Y este es nuestro premio: nuestros colaboradores explican quién NO debería ganar el Nobel, quién ni de coña debe alzarse con el honor, con el prestigio, CON LA PASTA, porque no nos gusta nada lo que hace, porque no aguantamos lo que escribe, por pura envidia. Motivos no nos faltan. Adelante.


AMÉLIE NOTHOMB, por Francesc Bon


Lo mío con la escritora belga es para llorar. Para reverdecer, o quizás rectificar sensaciones, leo Barba Azul, novela de hace unos años (pone la sinopsis, vigésimoprimera, desde entonces ha publicado 7 más, incluyendo una titulada Riquete el del Copete), y casi sollozo (habrá reseña, qué diantres). Pero con tamaña producción, su condición de escritora de pequeño país, los precedentes de Modiano, de Jelinek... tengo algo de miedo de que los señores de la Academia la tengan en cuenta. Una autora que emplea las portadas de sus libros para enseñar sus poses-con-sombrero acompañadas de expresión vivaracha, casi siempre la misma. Que pinta a sus personajes con trazos gruesos de simplicidad o fragilidad casi paródicos. Que suelta puntualmente sus cien pagínitas de volatilidad tiznada de trascendencia de suplemento dominicial. Que ensucia el catálogo de Anagrama de manera incomprensible, año tras otro. La palabra es REPUGNANCIA. Ni se les ocurra.


PAULO COELHO, por Carlos Andia

La gente es idiota. O no, peor, se ha quedado sin referentes. Ya no cuela la recompensa de la vida eterna, ni los ideales de justicia o de una sociedad nueva. Nos han convencido de que no hay más que sálvese quien pueda, de que el sistema no se va a mover por mucho que gritemos o recemos. Y aquí aparece él, Coelho, irrigando el planeta con sus frases redondas, sugiriendo que hay una Dimensión Diferente donde un Espíritu Recto conecta con el Alma de las Cosas y finalmente la Armonía Universal se instala en nuestras vidas. Igual no hay Cielo para los justos ni paraíso socialista, pero si tu hijo está enfermo, o te echan del trabajo, o piensas que tu vida es una mierda, Coelho tiene la frase perfecta para reconducirte al Equilibrio.
En su día tuve la mala sombra de reseñar aquí el único libro de este individuo que ha disfrutado del honor (inmerecido, sin duda) de una entrada en el blog. Me arrepiento. Ya sé que vende mucho, que grupos editoriales le pagan bien por escribir en suplementos, pero me da pena. Siento que haya gente que se deje embelesar por tantas sandeces. Y solo me queda un consuelo: en el fondo, este tipo es inofensivo, es una droga cutre, no muy cara, que a él le hace rico y a los demás, a lo sumo, nos provoca un sarpullido.


J. K. ROWLING, por Oriol Vigil

Esta autora es mundialmente conocida por haber escrito la heptalogía protagonizada por Harry Potter. Y sí, sé que J. K. Rowling ha publicado otras cosas. Sin ir más lejos, ha hecho sus pinitos en novela negra o ficción adulta. Pero mucho me temo que en eso no la reivindica ni Dios.
Ya puestos, tampoco entiendo que se reivindique a Harry Potter como si de una obra maestra de literatura juvenil se tratara. Claramente, esta exitosa saga va de mal en peor (aunque hay que reconocer que sus dos primeras entregas funcionan a su manera): un worldbuiling y un sistema de magia inverosímiles, mensajes poco intuitivos, continuidad cada vez más contradictoria...
Pero claro, piensa Rowling, a la gente le gusta Harry Potter, y todo lo demás es un fracaso, así que hay que exprimirle, a él y a su universo. Sacarle el dinero a los potterheads a base de libros "complementarios" más próximos al merchandising que a genuinos productos literarios. Aprobar como canon una pieza teatral que parece más bien un vulgar fanfiction.
Por si lo dicho no fuera suficiente para cuestionar la calidad como narradora de Rowling, la tía va y desempeña un flagrante ejercicio de intrusismo al escribir, sin tener ni p*ta idea de cómo hacerlo, varios guiones cinematográficos (relacionados con el mundo de Harry Potter, of course).
Y una última cosa: ¿esta mujer no ha oído hablar de la muerte del autor? En Twitter no deja de ampliar innecesariamente el universo de Harry Potter (también suelta rancias diatribas políticas, pero eso dejamos que lo critiquen otros blogs). ¡LO QUE NO HAS ESCRITO EN LAS NOVELAS, PELÍCULAS, ETC, LO DEJAS A LA IMAGINACIÓN DE TUS LECTORES, PESADA!


KARL OVE KNAUSGARD, por Koldo CF

Porque estoy hasta las narices de esa literatura del yo que no es otra cosa que un continuo mirarse al ombligo, porque el interés que puede tener (para mí) este tipo de literatura procede bien de una "nueva estética narrativa". bien de una vida "excepcional" o bien de una proyección de lo individual hacia lo colectivo y creo que no se da ninguno de los tres casos, porque me aburre soberanamente, porque la potencia ambición sin control no sirve de nada, porque tienes los santos cojones de ponerle el título de "Mi lucha" a las 21222851 páginas de la historia de tu vida (¿"Mi lucha" llevar a tu hija a un cumpleaños, "Mi lucha" hacerte pajas, "Mi lucha" emborracharte en la adolescencia?), porque no te hacen falta ni el premio ni la pasta (joder, que eres KOK, un noruego de dos metros, con pinta de estrella del rock y más atractivo que un plato de jamón ibérico acompañado de una botella de Dom Perignon) y porque si no le dieron el Nobel a Thomas Berhard... ¿cómo te lo van a dar a ti, alma de cántaro?

P.S.: También un poco por tocarle las narices a Marc, la verdad.


CUALQUIER MIEMBRO O MIEMBRA DE LA RAE, por Juan G. B.


Es obvio que candidatos/as para no merecer jamás de los jamases este premio sobran; mis compañeros han nombrado a varios (yo añadiría al franchute ése con pinta de clochard), pero, ante la imposibilidad de decidirme por nadie, me vais a permitir que haga un disparo por elevación: no se lo daría a ningún o ninguna baranda de los que calientan el sillón en la Real Academia Española de la Lengua. Mis razones (tengo más):

  1. Porque aún me dura la vergüenza ajena de cuando se lo dieron a Cela. Además del espectáculo de él y su mujer bailando el vals, por la caterva de lameculos que salieron hasta de debajo de las piedras.
  2. Porque todos sabemos que los literatos (incluyo en esto a periodistos) que entran en tan venerable institución lo hacen por puro postureo, para figurar y disimular su mediocridad como autores. No me refiero a filólogos y lingüistas: fijo que José Antonio Pascual, director del Nuevo Diccionario Histórico del Español, curra más en un solo día que todos los CebrianesGoytisolosGimferreresMolinasAnsones en los muchos años que lleven allí.
  3. Que todos los escritores miembros de la Academia son un poco peñazo, para que nos vamos a engañar (sí, incluso PérezZzz-Reverte, que se supone escribe novelas de aventuras y acción): Soledad PuértolazZzz, Javier MaríazZzz, Felix de AzZzúa, Luis Mateo DíezZzz... El único con un poco de chispilla era Álvaro Pombo, pero desde que ya no da mítines de UPyD ha decaído bastante (a ver si le dejan en esta ¿nueva? campaña).
  4. Que mola pensar en la envidia que corroerá a todos éstos cuando se crucen en los pasillos con Vargas Llosa (quien, y dolerá más o menos, pero hay que reconocerlo, sí había hecho méritos para que le concedieran el Nobel). Y encima tendrán que ofrecerle la mejor de sus sonrisas, pues no sólo es uno de los suyos: es el puto macho alfa de la manada.

E.L. JAMES, por Beatriz Garza


Alfred Nobel dejó por escrito en su testamento que el Premio Nobel de Literatura se le entregara «a quien hubiera producido en el campo de la literatura la obra más destacada, en la dirección ideal». Y se fue al otro mundo convencido de que tales directrices eran suficientes para diferenciar la LITERATURA del resto de mierdas varias que se publican a diario, se venden como rosquillas, se adaptan al cine y conducen a autores hasta los primeros puestos de la lista Forbes; como sucede con E.L. James. Pero no voy a argumentar por qué E.L. James no se merece el Nobel, si no por qué sí se merece el NOOO-Bel y es que, señoras y señores, lo que ha conseguido esta mujer es digno de llevarse un premio:
  • Ha conseguido que sus Cincuenta sombras III y III se convierta en la obra erótica de referencia. ¡Qué importa que D.H. Lawrence escribiera El amante de Lady Chatterley hace casi cien años! Ella ha sabido empezar de cero para buscar la esencia del erotismo y he aquí los resultados: cero esencia, cero erotismo y cero literatura.
  • Ha logrado rellenar (y rentabilizar) centenares de páginas con personajes absolutamente planos e inverosímiles, conflictos facilones y poco desarrollados y una voz narrativa menos convincente que las audiodescripciones de las películas para personas invidentes.
  • Ha situado la, hasta hace no mucho relegada, literatura erótica en la primera línea de los estantes de las grandes librerías, junto a las memorias de Belén Esteban y el libro de recetas del chef de moda. Oh, pues en tal caso muchas gracias, señora E.L. James.
Y es que para que E.L. James mereciera el Nobel de Literatura tendría que vivir más de cien vidas y en todas ellas dedicarse a cualquier cosa menos a escribir.


JAVIER MARÍAS, por Santi

Sí, sé que me arriesgo más que muchos de mis compañeros, porque mi candidato al ¡Nooooo! Bel tiene opciones de ganar el Nobel, el de verdad. Por lo menos, eso dicen todos los años todas las encuestas. Y la verdad, creo que sería un error y una oportunidad desaprovechada. Mi opinión sobre Marías ya la expliqué en esta otra entrada, así que no me voy a repetir. Solo añadiré que darle el Nobel a Marías ahora, que se ha convertido en un representante de lo antiguo y lo establecido (tanto en literatura como en varios ámbitos sociales y políticos, en particular en relación con el feminismo) sería darle en el siglo XXI un premio a un escritor que sigue anclado en el siglo XX. Si en su momento Marías pudo ser innovador y rompedor en el contexto de la literatura española, ahora en cambio es un peso muerto: más de lo mismo, sin riesgo ni ruptura. El Nobel no puede premiar eso.


JOHN BANVILLE, por Montuenga

Al paso que va, no me extrañaría que el escritor irlandés John Banville –desdoblado en Benjamín Black cuando escribe novela negra– aparezca cualquier año de estos en la lista de candidatos. Por ello, y sin negar sus evidentes méritos –reconocidos  con importantes galardones, entre ellos el Príncipe de Asturias 2014– he creído oportuno incluirlo en la lista uladiana de No-Candidatos al premio.
Comienzo por su prosa que, a juzgar por la traducción al castellano, es correcta, agradable, cuidada y lo primero que suele destacarse. Se reconoce además su sobriedad. Sin embargo, sus personajes suelen estar desdibujados, abusa de las coincidencias y sus descripciones tienen una extensión desproporcionada. Intuyo un carácter laborioso que construye sus tramas con dedicación y pule incansablemente sus escritos, pero ese afán perfeccionista acartona un poco (o un mucho) sus historias, de tal manera que a algunos nos resulta imposible conectar emocionalmente con ellas. Sospecho que su autor, absorto en los aspectos técnicos, evita implicarse a fondo. Pero, como bien saben, el primer requisito de un relato, de cualquier relato que se precie, es interesar al lector, y somos unos cuantos los que nos quedamos más bien fríos leyéndole, tanto en su faceta de novelista serio como en la otra, más lúdica a priori. Yo, la verdad, tampoco encuentro tanta diferencia entre las dos.

Hablando claro, Banville no solo me aburre: ni siquiera soy capaz de recordar ni uno solo de sus argumentos; a mi entender les falta consistencia, por eso al poco tiempo se desvanecen en el aire. Sin embargo, admiradores tiene, eso no se puede negar. Sus motivos tendrán, digo yo.

39 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Qué divertido! Mis ¡Noooo!bel son para Modiano, Bob Dylan, Mo Yan y Herta Müller... aunque llegue tarde :)

No tengo nada más que añadir porque, hasta que alguien sea verdaderamente Nobel, no tengo por qué molestarme si no me gusta. Quiero decir con esto, dudo mucho que Paulo Coelho o E L James, por poner dos ejemplos del post, vayan a ser Nobel nunca.

Beatriz Garza dijo...

Anónimo, con la mención de Bob Dylan acabas de abrir otra línea de juego con los Nobel de Literatura: El "Nobel-Back" o sea, los que deberían devolverse. Habrá que tomar nota para el año que viene.
En cuanto a lo que comentas sobre Paulo Coelho o EL James, te daría la razón pero no puedo: si alguien como Trump es presidente de EEUU (con el botón rojo al alcance de su mano de chimpancé entre otros etcéteras), yo me creo cualquier cosa. Más vale prevenir. ;D
Gracias por comentar.

Marc Peig dijo...

¡Muy buena entrada, compañeros! Aparte de daros la razón, me habéis hecho reír un buen rato.
Felicidades
Marc

Gabriel Diz dijo...

Genial entrada chicas y chicos. Ruego todas las noches que le den el Nobel a Cartarescu. 🙏🏻

Saludos

Marc Peig dijo...

Ya somos unos cuantos, Gabriel... 👍🏻

Juan G. B. dijo...

Hola a todos:
Bueno, mis candidatos para el premio ya sabéis quienes son (el Rey, el Murakami bueno, James Ellroy...) pero dudo mucho qye se lo concedan a alguno, así que me valdría si se lo dieran a Margaret Atwood o, mejor aún, a Joyce Carol Oates, que es más brutica...
Pir otro lado y sin pretender corregir a ningún compañero, pese a que soy un cuasi-potterhead o, mejor dicho, potterhead por poderes, creo que es de justicia señalar que los beneficios de los libros que J.K.Rowling sacó como apéndices de su heptalogía (Animales fantásticos, Quidditch a través de los tiempis y Los cuentos de Beedle el Bardo) estaban destinados a las ONGs Comic Relief y The Children's High Level Group, que supongo son auténticas organizaciones benéficas y no chiringuitos financieros al estilo de las que montaría cualquier partido político español (y no español)...

Oriol dijo...

Vaya, Juan, no lo sabía. Te agradezco la corrección, pues me hace ver a Rowling con mejores ojos. De todos modos, como narradora, me sigue pareciendo mediocre y sobrevalorada. Y por más que haya razones altruistas detrás de la concepción de "Animales fantásticos" o "Harry Potter y el legado maldito", sigo pensando que es una vergüenza cobrarle a alguien por ese par de aberraciones.

Lupita dijo...

Hola ULAD:
Como me dedico en parte a la literatura infantil y juvenil, doy mi Noobel de literatura juvenil:
- Ana Todd: por hacer que una mierda de wattpad se convierta en fenómeno literario, añadiendo que cualquiera que sepa juntar letras tiene esa plataforma para ser aplaudido por seguidores de las fan-fiction y demás engendros paridos por mentes calenturientas. Me refiero a la autora de After, saga similar a “Cincuenta sombras” , pero con universitarios.

Por cierto, amo a J. K. Rowling, un premio para ella por conseguir poner a millones de niños a leer. Mis hijas son potterheads totales. La mayor de Gryffindor, y la pequeña y yo somos de Ravenclaw. Sus libros son geniales y están llenos de valores muy buenos, como la amistad, el valor y el esfuerzo. Gracias a los libros de HP en casa hemos hablado de historia, mitología y mil cosas más.

Yo también quiero el Nobel para Cartarescu

Saludos

Juan G. B. dijo...

Quiero pensar que lo dices sólo porque hace ya tiempo que dejaste atrás la inocencia de la juventud... :_(

Traveler dijo...

Yo ruego por Kundera.
Y estoy de acuerdo con los ¡Nooooo!bel propuestos. Cualquiera aguanta a los revertes y marías en caso de que se lo dieran.

Oriol dijo...

Prosigo con mi cruzada contra Rowling.

Lupita, ya he reconocido en otras ocasiones que esta escritora ha logrado que miles de niños se pongan a leer. Pero yo la estoy juzgando por su calidad literaria, y no por su influencia beneficiosa en el índice de lectura. Además, déjame decirte que el "After" que tú criticas también habrá logrado que algunos jóvenes lean. Y "Crepúsculo". Y "Cincuenta sombras de Gray". No por eso vamos a sumarles méritos que no tienen.

Sobre los mensajes de Harry Potter... Pues no estoy de acuerdo. Son simplones, infantiloideas y hasta tramposos. Recuerdo que de pequeño me parecía injusto que Harry y sus amigos se saltaran las normas todo el tiempo y, encima, se les premiara por eso. ¿Qué clase de mensaje es este? ¿En qué lugar dejaba la historia a los adultos al permitir que los niños estuvieran siempre en lo correcto? Otra cosa que me hacía fruncir el ceño: ¿Por qué había que dividir en casas a los estudiantes de Hogwarts, si eso creaba tantos conflictos y discriminación? Mensajes ingenuos, poco intuitivos e, incluso, poco éticos, si se me permite.

En fin. Harry Potter es una fantasía de poder juvenil. El protagonista es victimizado (especialmente por unos tíos que lo tratan como a un huérfano dikensiano a finales del siglo XX, ¡venga ya!) y discriminado. Sin embargo, la historia le da siempre la razón, incluso cuando se salta las normas, y lo convierte en el elegido. Repito: fantasía de poder juvenil.

Beatriz Garza dijo...

Bueno, Oriol no está solo. Y conste que no tenemos un lobby de "los nuevos".

Yo también barajé la posibilidad de "nominar" a Rowling para los NOOO-BEL.

No puedo explicarlo más ni mejor que Oriol. Solo añadir que (tanto con las novelas como con las películas) tengo continuamente la sensación de que estoy viendo los mimbres, las costuras, que muchos giros ya te los esperas y, los que no, son muy forzados. Los personajes son bastante planos, mira que es difícil no encariñarte con un huérfano traumatizado pero es que este Harry es tan seta que llega un punto que ya me da igual lo que le pase. También me parece que con aquello de que es una saga tanto para niños como para adultos se queda en un limbo insatisfactorio. Ya os digo, todo desde un punto de vista personal y estrictamente literario.

Oriol dijo...

Menos mal que no estoy solo, Beatriz.

Yo hablaba de las dos primeras entregas de Harry Potter: funcionan porque no tienen muchas pretensiones, pero si las miras con lupa ves que están plagadas de defectos.

Sin embargo, coincido contigo en que cuando la saga evoluciona y se toma más en serio a sí misma, cuando pretende hacerse pasar por madura, acaba siendo totalmente ridícula. Unas novelas juveniles que enfocan de forma ingenua sus temas haciéndose pasar por literatura adulta.

Juan G. B. dijo...

Avada Kedabra para ambos dos 😡

Montuenga dijo...

Tienes razón, Traveler. Se siente la presencia de Reverte - que no entró en el post por los pelos-. Es como si el vaciado de su silueta revolotease entre sus compañeros y todos pudiésemos sentirla :) :)

Anónimo dijo...

Yo os lo daría a todos vosotros. El de Literatura y el de Física.

Por cierto, en ULAzzZZz la habéis tomado con Marías, eh. Y digo yo que algo de vigencia mantendrá el tipo si al final acaba siendo el más nombrado. El caso es que me la sudaba el asunto pero ahora voy a rezar para que se lo lleve (solo por ver cómo alguno se derrite con su propia bilis). Y puestos a soñar, ojalá se lo den y ojalá lo rechace. A lo Sartre, que así jode más.

Como vea la apuesta por ahí, le meto 20 pavos a que lo gana.

Un saludo a todas.

Juan G. B. dijo...

Un saludo también a usted, don Javier. Un honor que se haya pasado a visitarnos; no se tome nuestras cosillas a mal, que son sólo pour rigoler...
A sus pies y ¡hala Madrid!

Krust dijo...

Jojooo, muy divertido el juego del NonoBel... ahora en serio, si un servidor tuviera derecho a voto doble con hielo otorgaría el galardón a Cormac McCarthy (puta vergüenza que no se lo hayan dado todavía... ¡que está vivo, joder!) y a Haruki Murakami (debilidad personal desde el principio de su obra, que le vamos a hacer...).

*Que el Diablo Sueco reparta suerte. Saludos a toda la penya de ULAD.-

Anónimo dijo...

Gracias a Paulo Coelho mi vida ahora tiene sentido, aún no sé cuál, pero al menos lo tiene.Y también he aprendido a creer en mí, Antes era ateo de mí mismo.
Ahora cuando tengo ganas de suicidarme, cojo mi taza de frase motivacional y sé que hoy será un gran día. Es una frase de Paulo Coelho!!
¿Por qué hacer esto por la humanidad no merece el Nobel? Sois muy poco creyentes en el poder de una sonrisa..

Carlos Andia dijo...

Coño, Anónimo, lo has clavado. Por eso decía yo que es una droga barata. La labor social de don Paulo tiene resultados!

Saludos, y sigue siendo feliz.

El Puma dijo...

No he leído a la escritora belga. Tampoco a su colega británica, aunque vi los 8 episodios de su saga fílmica. Por supuesto tampoco he leído nada de Paulo Coelho, ni de la señora de las 50 sombras, ni de Javier Marías (aunque a su papá, Julián, visitante frecuente de la Argentina, sí), ni a los colegiados de la RAE (salvo que Vargas Llosa lo sea y yo no esté enterado). Por lo que me dedicaré entonces a refutar a Montuenga, a quien tengo en alta estima, pero con quien no coincido en absoluto en esta entrada suya.

John Banville es para mí un magnífico ecritor. he leído solamente dos obras suyas (Antigua luz y Los infinitos), ambas de gran calidad, en especial la primera. Y como no he incursionado en su lado B (o sería más apropiado decir versión BB), dejo la crítica de sus policiales para el futuro. En definitiva, Banville no merece integrar este listado selecto. Por lo menos, así lo veo yo.

Juan G. B. dijo...

Hola y perdón por un nuevo inciso, pero sí, Vargas Llosa es académico de la RAE; en concreto, ocupa el sillón L.

Ral dijo...

Podrían entregar 3 esta año, para subsanar el de Dylan no?

Espero con ansias el "Nobel-back" muchachos!

PD: que pasó con las de Carlos Ciprés y Marc?

Carlos Andia dijo...

Ojito! Qué Ral nos tiene fichados, jeje

Marc Peig dijo...

Que somos unos buenistas, Ral ;-)
Saludos, y gracias por acordarte de nosotros
Marc

Francesc Bon dijo...

Hola a todos. Los comentarios que aportan deseos en positivo están muy bien, aunque la intención de la entrada se aproximaba más a efectuar una lista de descartes, si bien resulta que habría hasta figuras coincidentes, je je. En todo caso, y conforme se acerca el momento cumbre de la doble proclamación, os animamos, lectores, a azuzar el debate.

lupita dijo...

Pues azucemos.
Parece mentira que después de declarar que me gusta Harry Potter (qué remedio, es como si fuera un miembro más de mi familia, y no, no exagero), vaya a decir lo siguiente, pero es que a mí algunos de los escritores académicos de la RAE me gustan, y mucho. Juan, no creo que ninguno de ellos esté entre los posibles ganadores del Nobel, pero vamos, no dárselo por peñazos y aburrir al personal..Hay grandes escritores en la historia que han llegado a cambiar el curso de la literatura y dormían a las ovejas. Me huelo yo aquí un encono personal, quizás envidia por no tener un sillón tan chulo.
Qué conste que no hablo de Arturo Pérez Reverte, que tan buenos ratos nos da con sus pataletas y anacronismos, sino de Clara Janés, Luis Mateo Díez y Antonio Muñoz Molina. En concreto, los cuentos de Luis Mateo Díez me parecen excepcionales, por su capacidad de entremezclar el plano real y el onírico; para entendernos, un Murakami pulido y de excepcional uso y conocimiento de la lengua.

Y para entretenernos un poco, os dejo un microcuento suyo.

LA CARTA
Luis Mateo Díez
(microrrelato)

Todas las mañanas llego a la oficina, me siento, enciendo la lámpara, abro el portafolios y, antes de comenzar la tarea diaria, escribo una línea en la larga carta donde, desde hace catorce años, explico minuciosamente las razones de mi suicidio.

Saludos a todos y feliz disputa del Nooobel. Mi voto real va para Amélie Nothomb. La sombrera loca se ríe de nosotros y nos insulta cada vez que saca un libro al mercado.

DVC dijo...

Camarero, ¡aquí falta Murakami!

Os ha faltado valor.

Koldo CF dijo...

Murakami estuvo entre los candidatos, pero Marc nos amenazó con escindirse del blog y crear "Más ULAD" si metíamos a Knausgard y a Murakami

Juan G. B. dijo...

Buenos días, Lupita:
He de reconocer que he puesto a Luis Mateo Díez sobre todo porque su apellido acaba en -z, pero quizás sea de lo más presentable en esa caterva de abrazafarolas. Por lo demás, has acertado: sí, me encantaría detentar un cargo en la RAE...concretamente el sillón E de ENVIDIA y que me lo tapicen de verde. Lagarto o lima, aún no lo he decidido...

Lupita dijo...

Para ser justos, Juan, Ana María Matute fue académica y es autora del libro más soporífero (preciosamente escrito, eso sí) que he leído en mi vida:Pequeño teatro.
Y me retiro de la conversación diciendo que yo como mujer bruta (ya sabrán los seguidores de dónde viene este apelativo) me quedaría con la B de bruta, o la v de vaca-burra.
Abrazafarolas, mascachapas, chupalimones.. Juan, tú has sufrido en tu infancia a José María García, pobre..

Saludos a todos

Juan G. B. dijo...

Peor: he sufrido a los imitadores de José María García... ; )

Pablo GP dijo...

Si está Coelho debería estar Murakami, si nos atenemos a un comentario años atrás de un colaborador de ULAD (seguro que no fue Marc) que decía: Murakami es el Paulo Coelho japonés.

Marc Peig dijo...

Hola, Pablo. No hay que fiarse de quien comenta en el blog... puede que fuera Juan como anónimo
;-)
Saludos
Marc

Montuenga dijo...

Hola, Puma. Bueno, ya has visto como he terminado mi párrafo. Sus admiradores tenéis vuestras razones y los escépticos las nuestras -parte de las cuales he expuesto aquí- y parece que no vamos a convencernos nunca. Y es que para disfrutar un texto hace falta una chispa, una conexión especial con el autor que se siente o no se siente, las razones aquí son secundarias.

De momento no pienso insistir con Banville, más que nada porque ni te imaginas el volumen de mi lista de pendientes, algunos de los cuales llevan meses allí y no les llega nunca el turno. Pero si alguna vez tuviese la tentación de leer algo más suyo, empezaría sin dudarlo por uno de los títulos que propones.

Saludos y gracias por las palabras que me dedicas.

Juan G. B. dijo...

Muy cierto

Neocratia dijo...

Pues ya tenemos ganadores. Un tal Handke (lascivo y soporífero, según ULAzzZZ) y una tal Olga nosequé (cero reseñas en ULAzzZZz, con la de autorcillos rándom que leen ustedes, tiene delito). La Academia troleando una vez más, y yo que aposté por Marías en bet365 y nada, 20 pavos tirados por el retrete...

En fin, otro año será, amado Marías.

Olga, eres mi nueva musa. Prometo leerte pronto.

Saludos.

sal dijo...

Previsible

Anónimo dijo...

Yo solo quería aportar mi opinión sobre el tema Javier Marías.

Los dominios del lobo, travesía al horizontes y la trilogía de tu rostro mañana me parecen notables

el hombre sentimental, corazón tan blanco, mañana en la batalla piensa en mí y todas las almas, sobresalientes

Negra espalda del tiempo y el heraldo heraldo del tiempo (está en la biblioteca de filología de la Complutense), muy interesantes e innovadoras.

Las demás, no me gustaron. Salvo Berta Isla, que no la he leído. No me apetece.

Sus artículos, me gustan poco.

Ahora bien: ¿Nos ponemos a enumerar todo lo que han escrito nuestros escritores favoritos, o les valoramos por lo mejor?

Me alegraré si se lleva el Nobel. Por más que ahora no me guste lo que hace.

Mudo