viernes, 2 de junio de 2017

Yasmina Reza: Felices los felices

Idioma original: francés
Título original: Heureux les heureux
Año de publicación: 2013
Traducción: Javier Albiñana
Valoración: recomendable

Hasta ahora no había leído nada de Yasmina Reza, autora célebre, por otra parte, por sus obras de teatro; he de decir que ha sido un agradable hallazgo, ya que no sorpresa. En este libro -no sé hasta qué punto llamarlo novela-, como en aquéllas, realiza una eficaz disección de las circunstancias, problemas y hasta miserias de esa subespecie humana que parece en especial bien adaptada al ecosistema francés, o incluso parisino, que es la llamada burguesía  ("clase media más o menos boyante" en el resto del mundo... aunque tampoco exactamente). Para ello le da voz a una serie larga de personajes, todos relacionados de alguna manera entre sí -parientes, amigos, amantes, etc...-, a cada uno de los cuales otorga la posibilidad e explayarse en un monólogo -alguno de ellos, en dos-  para que nos cuenten sus pensamientos íntimos, sus secretos , sus deseos y frustraciones... Porque, la verdad, la mayoría de ellos no parece demasiado feliz y sí abrumado, agobiado o aburrido por el peso de esto tan complicado y simple que es la vida.

En realidad, "felices-felices" -aprovecho para señalar que el título del libro viene de una cita de Borges y hay que interpretarlo como "bienaventurados los felices"- o incluso nada más que conformes con su suerte, sólo parecen estarlo, de alguna manera, los "secundarios" de la novela; es decir, aquellos que no nos interpelan de forma directa, sino que los conocemos a través de la mirada de otros personajes (quizá sea por eso): una madre enferma de cáncer o un hijo al que se le ha ido la chaveta y se cree Céline Dion... de hecho, debo decir que justamente los capítulos o "relatos" en los que aparecen estos secundarios son los que me han parecido más logrados.

Porque esa es otra: ¿se puede considerar éste un libro de relatos, más que una novela, por coral que sea? Pues en parte sí, ya que cada uno de los capítulos puede leerse por separado sin que pierda su entidad autónoma, aunque tal vez sólo adquieran todo su sentido cuando se den complementados por las voces del resto de los personajes. Máxime porque muchas cuitas que les afectan están relacionados con las desventuras sentimentales -ya sean intra o extramatrimoniales, porque aquí los cuernos forman un bosque-. O por la falta de ellas.

En todo caso, libro de relatos o novela, resulta de los más logrado, escrito con la suntuosa eficiencia de la que sólo es capaz la literatura francesa y que nos trae ecos de Carver, claro (también un poco de Quim Monzó), pero al que quizá le falte algún elemento más de sorpresa, alguna sacudida más al lector, de vez en cuando; los problemas de los burgueses o al menos los que nos suelen mostrar literatura y cine, son bastante previsibles, después de todo. Aún así, creo que merecerá la pena repetir, antes o después, con Yasmina Reza.



11 comentarios:

Marc Peig dijo...

Interesante entrada, Juan. También estuve tentado de leer este libro puesto que conozco su obra a través de "Arte" (que he visto en el teatro un par de ocasiones) y "Un dios salvaje". Ambas obras son realmente divertidas y a la vez preocupantes, pues el retrato de la sociedad que hacen no la deja en muy buen lugar (y cabe decir que tiene bastante de acierto en su planteamiento).
Gracias por recomendar el libro; no descarto que me lance a por él.
Saludos
Marc

Gabriel Diz dijo...

Hola Juan
Gran reseña, me ha dado una cierta alegría que citaras a Borges y que el tono te recuerde a Carver: dos grandes sin dudas.
Saludos

Juan G. B. dijo...

Hola a los dos:
Gracias ante todo por vuestros parabienes. He de decir, Gabriel, que lo de Borges no ha sido ocurrencia mía, puesto que el propio libro de Reza se abre con la cita de Borges de la que está sacado el título.
Aprovecho para añadir un apéndice o reflexión añadida a la reseña, que he estado pensando desde que la escribí. ya he dicho que los personajes del libro son , en general, poco felices (de ahí la ironía del título, claro). la diferencia entre unos y otros, me he dado cuenta, es que mientras los personajes masculinos son infelices o están insatisfechos, por diferentes causas, en el caso de los personajes femeninos esta infelicidad pasas siempre (aunque no necesariamente sea la causa primera) por su relación con los hombres, ya sean éstos maridos, amantes , padres o hijos. Si esta circunstancia del libro se puede considerar una muestra de machismo o, por el contrario, como una denuncia feminista del papel de las mujeres en esa clase burguesa de la que se habla en el libro, es algo que se me escapa, pero ahí lo dejo...
Un saludo y gracias por los amables comentarios.

El Puma dijo...

Hola, Juan.

No voy a comentar sobre tu reseña ni sobre Yasmina Reza (aunque el título de su novela nos remita a Borges).

Te dejo este enlace. Larga entrevista a Andrea Camilleri publicada en el diario La Nación, de Buenos Aires, hoy.

http://www.lanacion.com.ar/2029499-andrea-camilleri-frente-a-los-refugiados-tenemos-una-culpable-ceguera-porque-esto-recien-comienza

Juan G. B. dijo...

Hola, Puma:
Pues mil gracias por el enlace con esta estupenda entrevista; la he leído, disfrutado y tuiteado, a ver si le llega a alguien más que le interese (seguro que sí). Es curioso y triste que Camilleri se haya quedado ciego, justamente como el escritor al que menciona esta novela y reseña, Borges, pero supongo que, a su edad, casi es lo menos que le puede pasar...¡y que sea así por muchos años!
Un saludo y gracias una vez más.

Gabriel Diz dijo...

Si Camilleri siguiese publicando sería interesante evaluar si la pérdida de la visión impacta en su escritura. Ricardo Piglia tenía la teoría de que a Borges lo afectó irremediablemente.

Saludos

El Puma dijo...

Me alegro que te haya gustado, Juan.

Es verdad lo que dices: a su edad, las probabilidades de sufrir una grave enfermedad (en su caso, el glaucoma que produce la ceguera) son muy altas.

Me impresiona su lucidez en dos temas: su técnica para no hartarse de Montalbano, y su visión particular del drama de los refugiados, seguramente muy controversial en Europa, más en estos días.

Y es extraordinaria su anécdota en el tren!

Anna dijo...

Creo que Camilleri tiene una novela terminada y preparada para ser publicada póstumamente.
Por una parte, espero que tardemos en verla...

El Puma dijo...

Anna, efectivamente, hace muchos años Camilleri escribió Riccardino, el último tomo de la saga de Montalbano, que será publicado póstumamente. Pero mientras tanto nos sigue deleitando con nuevas aventuras! Hay al menos cinco o seis novelas que aún no han sido traducidas al español.

Juan G. B. dijo...

Hola a tidos:
Yo espero que siga publicando aún durante bastantes años, aunque,lógicamente, su avanzada edad implica ciertas limitaciones... Pero sospecho que es un escritor que tiene los cajones repletos de borradores; es la única explicación al vertiginoso ritmo de edición que ha llevado en los últimos años. Otra cosa es que, claro, la calidad devtodo lo que publica esté al mismo nivel de sus mejores obras, o, mejor dicho, que sean libros tan redondos como muchos de los suyos, a pesar de que siempre contengan elementos de interés. Pero en fin, como sea, ¡larga vida a Camilleri!

PayliTuzu dijo...

Really good news
Thank you for share this
Goldenslot Casino Online
Gclub Casino
Gclub จีคลับ