lunes, 16 de septiembre de 2013

Junot Díaz: Así es como la pierdes

Idioma original: inglés
Título original: This is How You Lose Her
Año de publicación: 2013
Traducción: Achy Obejas
Valoración: imprescindible

Ojo:

Y te hablaría sobre el tráfico: la historia automovilística entera de la segunda mitad del siglo veinte en un enjambre cubriendo cada pulgada de suelo llano, una cosmología de cacharros, motocicletas abolladas, camiones abollados, guaguas abolladas, y un sinnúmero de talleres para arreglarlos, en los que el mecánico es cualquier comemierda con un alicate en la mano.

Apenas unas cuantas páginas empezado el libro ya nos encontramos con párrafos como éste: pura orfebrería capaz de definir una ciudad en apenas unas decenas de palabras. Y aunque Así es como la pierdes no es un libro proclive a las descripciones en profundidad ni a extenderse en detalles, resulta ser definitorio de la eficacia, o capacidad, inabarcable de Díaz. Que parece que se lo pase mejor describiendo curvas vertiginosas de mujeres caribeñas, que son las protagonistas corales de las historias de esta exuberante colección de relatos, todos ellos basados en un modo u otro en las diversas situaciones por las que hace pasar a Yunior. Alter-ego ya presente en los dos brillantes precedentes de esta colección. Curvas que se mueven en todas direcciones, curvas por las que nos conducen a los impávidos lectores, que, una vez, van tres ya, parecemos pasear por esas calles de suburbios de Newark, mirar a través de escaparates de peluquerías, de tiendas de ultramarinos, de ventanillas de autobuses que llevan y traen a sus personajes a turnos de noche en fábricas de mala muerte. Y para el lector (o al menos para este lector) la sensación de frescura, de cercanía, de conocer a diez o doce personajes parecidos a ésos: tipos jóvenes tan cerca del abrazo como de liar la camorra; tipos maduros con pinta de no haber roto un plato y que tienen familias en cada ciudad que han habitado. La mayoría de ellos con un elemento común: ir tras esas mujeres que pueblan esas páginas. Imposible pasear por estas páginas y no encontrárselas. Aunque entre tanto festín para los sentidos, curioso que lo que toma cuerpo, la trama que subyace y que cohesiona algunos de los cuentos resulte ser amarga: en lo que parece ser una especie de crónica autobiográfica, Yunior presencia y testifica la agonía de su hermano enfermo. La injusta decadencia de un cuerpo joven azotado por la enfermedad. Esa circunstancia, junto a algunas otras, hacen que Así es como la pierdes traspase la barrera de la recopilación de relatos y acceda a esa mayoría de edad que representa ser algo así como una novela defragmentada. Paulatina esa sensación y paulatino el viraje del tono, un gran mérito de Junot Díaz teñir de aparente frivolidad lo que es una crónica social de gran calado. Espléndido en su conjunto y en sus partes: extraordinario y crepuscular su colofón Guía de amor para infieles, pero destacable cualquiera de ellos. Un serio contendiente a libro del año.

Y un pequeño aviso a los de Random House Mondadori: no creo que a un autor como Díaz le haga falta este recurso de homogeneizar la estética de las portadas de sus libros. A mí me parece la mar de bien que quieran que sus libros sean distinguibles, pero me parece más propio de otro tipo de autores asociados a otro tipo de libros. Ni le hace falta ni veo que le aporte nada, diría que incluso aporta un mensaje equívoco, una degradación banal, cuando esta es literatura con mayúsculas. Literatura moderna adaptada en forma y fondo a un mundo cambiante, un mundo condicionado por los flujos migratorios obligados por los motivos económicos: un mundo donde el ghetto, el suburbio, acaba convirtiéndose en el centro.

También de Junot Díaz en UnLibroAlDía: Los BoysLa maravillosa vida breve de Óscar Wao, en doble reseña (tenemos esas cosas)

15 comentarios:

Paulo Kortazar B. dijo...

Buen libro, sí señor. Ahora bien, a mí no me parece que sea imprescindible. Incluso me pareció mejor 'La vida breve de Oscar Wao'. Además, me da la sensación, después de haber leído un par de libros de Junot Díaz que pronto se va a quedar sin material. Espero que alguien me refute diciendo que 'Los Boys' tiene algún matiz diferenciado, pero veo que la sustancia se compone de lo mismo: relación con las mujeres, historia dominicana y submundo geek. Al menos parece que tiene muy asumido ser el escritor latino (el exótico) de su facultad y tal vez por esta vía pueda dar un giro a su narrativa - solo es mi opinión.

Por lo demás coincido plenamente con la crítica en cuanto a la agilidad de narrar de Díaz. Y entretenida es un rato.

Juan Melville dijo...

Tendré que leer algo de Junot Díaz. Muchos dicen que "La vida breve de Oscar Wao" es un libro capaz de cambiar vidas. No me lo creo a ese nivel, pero supongo que vale la pena echarle un vistazo. A ver si me da el tiempo en el lo que me queda de vida

Francesc Bon dijo...

Con franqueza: creo que es imprescindible leer libros como este para quien esté interesado en la literatura de hoy en día. Díaz es aire fresco y es un representante perfecto del mundo literario actual. No había leído lo de cambiar vidas. Siempre hay sitio para la exageración, pero no es nada habitual referirse así a un libro. Cambiar vidas. Buf. Gracias por los comentarios que, en el fondo, son diversos matices de admiración.

Il Gatopando dijo...

"The Brief Wondrous Life of Oscar Wao" no me cambió la vida, ni de lejos. Disfruté con su lectura, que ya es bastante. Como apunta el crítico respecto a su última obra me gustó el enfoque del autor para abordar lo siniestro -el régimen de Trujillo- desde la parodia grotesca, así como el contraste entre la vida en los suburbios de New Jersey y en Santo Domingo.

Al igual que Paulo Kortazar pienso que Díaz corre el riesgo de repetirse. De hecho, su última obra me da por eso un poco de pereza -también leí Drown-. Será interesante, en cualquier caso, ver cómo evoluciona porque potencial tiene de sobra.

Francesc Bon dijo...

Ah: sobre el estancamiento... pues vayamos a saber si estas primeras obras no son una Trilogía que irá seguida de un cambio de registro... antes de especular con su futuro permitidme que disfrute con un presente que encuentro espléndido.
Gracias por el comentario.

Francesc Bon dijo...

Ah: sobre el estancamiento... pues vayamos a saber si estas primeras obras no son una Trilogía que irá seguida de un cambio de registro... antes de especular con su futuro permitidme que disfrute con un presente que encuentro espléndido.
Gracias por el comentario.

Paulo Kortazar B. dijo...

Vuelvo para comentar que de 'cambiar vidas' nada de nada. Una publicidad así crea rechazo primario o decepción tras leerla en el mejor de los casos. 'Oscar Wao' es una obra notable, diría yo.

Santi dijo...

A mí también me gustó mucho La vida breve de Óscar Wao, aprendí mucho y me reí mucho con ella; pero de ahí a decir que te cambia la vida...

Francesc Bon dijo...

Bueno: lo de cambiar la vida no fue mi expresión, pero siempre resulta curioso que alguien se muestre tan conmocionado por un libro como para usarla.
También hay discos que cambian la vida, por cierto. Ya que lo preguntáis.
Gracias por el comentario.

Santi dijo...

Estoy terminando "Así es como la pierdes", y coincido con los comentarios: yo no le daría un imprescindible, sino un "Muy recomendable" o incluso un "recomendable", porque me parece algo repetitiva, y en cualquier caso inferior a "Oscar Wao", que además de lo individual es un retrato terrible de la vida de la República Dominicana post-Trujillo.

Una nota que puede sonar algo pedante: por muy buena que sea la traducción (que en el caso de Oscar Wao, lo era), a Junot Díaz es mejor leerle en inglés, para partirse de risa con su uso del Spanglish...

Francesc Bon dijo...

Hombre, Santi! pues te sorprenderá que no haya leído aún La maravillosa vida breve de Oscar Wao. Sí, parece que Junot Díaz tira de su estilo. Bueno, a otros eso les supone calificativos de "crear un mundo propio". En fin, en cualquier caso un escritor joven que áun tiene tiempo de demostrar si puede ser igual de bueno en otro registro.

Carlos Más dijo...

En esta discusión, yo tampoco lo calificaría como imprescindible, pero sí muy recomendable.
La vida breve de Oscar Wao, fíjate tu, me gustó menos, la dejaría en recomendable.
Ahora, sí que tiene un lenguaje particular del que espero que salga un gran escritor, el buen escritor ya lo tiene, y una frescura especial también. Es un escritor que me apetece seguir.

Francesc Bon dijo...

Gracias, Carlos. Sigo pensando que, si elude una lógica tendencia a repetir un cierto esquema y temática, Junot Díaz puede ser una referencia futura. Pronto para decirlo.

Anónimo dijo...

Junot Diaz es un excelente escritor. la maravillosa historia de Oscar Wao.... lectura preferida.

Francesc Bon dijo...

Gracias por el comentario. Pues precisamente esta es la que tengo pendiente.