domingo, 10 de marzo de 2013

Khaled Al Khamissi: Taxi

Título original: تاكسي
Idioma original: árabe
Fecha de publicación: 2007
Valoración: Recomendable

Descubrí este libro gracias a una compañera de mis clases de árabe que me habló con entusiasmo de él y que me lo prestó adelantándome que era breve, muy fácil de leer, y que ofrecía una visión realista del Egipto actual, país que he visitado en dos ocasiones y cuya situación se puede comparar, en muchos aspectos, a otros países árabes, musulmanes o en vías de desarrollo.

Obra del periodista y cineasta egipcio Khaled Al Khamissi, en su portada, una frase nos avisa de que Taxi ha sido un libro muy bien recibido: "El mayor éxito de la reciente narrativa árabe". Y la contraportada explica qué clase de historia vamos a leer, o más bien un conjunto de historias, porque son 58 las que componen Taxi y en las que los personajes principales son los mismos: el propio Al Khamissi, el cliente, y el taxista de turno, siempre dispuesto a narrarle al escritor alguna vivencia o reflexión.

El libro es ameno, entretenido, y deja claro que la sociedad egipcia puede entenderse a través de estas conversaciones entre Al Khamissi y sus taxistas mientras éstos le llevan a diversos lugares de El Cairo. Porque hablamos de una capital con más de 11 millones de habitantes y más de 8.000 taxis legales con conductores de todo tipo, unos más conservadores, otros están más al tanto de la situación que su país ocupa en el mundo, y todos ellos se encuentran condicionados por sus esperanzas, sueños, frustraciones y obsesiones, y tienen muchas ganas de comunicarse.

En el prólogo, el autor explica qué tipo de hombre es el taxista típico de El Cairo, un individuo de clase social baja, condenado a un trabajo ingrato y estresante, y entregado sin remedio al tradicional regateo y a la tensión de las atroces carreteras de la urbe norteafricana.

Taxi se leer en un par de tardes, y junto al escritor/narrador/cliente escucharemos historias de todo tipo, desde taxistas enamorados de prostitutas de lujo pasando por padres de familia desesperados, hasta llegar a auténticos retrógrados (impactante la historia de la hija adolescente del propio Al Khamissi cuando toma su primer taxi ella sola).

En fin, una lectura agradable y franca y con sensatos pies de página en los que el autor explica que el revelar ciertos datos podría haberle buscado graves problemas y acusaciones.

5 comentarios:

daniel Casa Rural en Ibiza dijo...

tEfelicito por tu magnifico blog, gracias a tus recomendaciones tengo un una nueva lista de libros que voy a intentar leer pronto.Saludos desde ibiza

Yemila dijo...

¡Gracias a ti por leernos!

Anónimo dijo...

estuve de viaje en egipto y me llamó mucho la atención los taxis y todo lo que conllevaba (regateo, olores, conducción, etc.), así que este libro me lo apunto para ser leído.
os animo a comentar más libros de viajes...
enhorabuena por vuestro blog.

Anónimo dijo...

Yo no lo hubiése podido contar mejor.
Sukran iktir sadiqati

Yemila dijo...

Afwan, ya sadiqati! :)