sábado, 16 de marzo de 2013

Juan José Millás: Hay algo que no es como me dicen. El caso de Nevenka Fernández contra la realidad

Idioma original: español
Fecha de publicación: 2004
Valoración: Está bien

No voy a mentir. Busqué este libro en la biblioteca al poco de enterarme del nuevo cisco político (y cutrefacto, todo hay que decirlo) que nos ofrece nuestro querido país. Me refiero a toda la historia del nuevo alcalde de Ponferrada (León), del PSOE y que, al parecer, ha logrado su alcaldía gracias al apoyo del PPero Ismael Álvarez, (penosamente) muy conocido en toda Spain por culpa de la condena por acoso sexual a una concejala de su partido que le cayó hace unos añitos. La concejala se llamaba Nevenka Fernández y era muy joven y guapa. Seguro que se acuerdan...

No voy a entrar en detalles sobre esta noticia, ni dar mi opinión sobre la espinosa pregunta que preside todo el marrón (¿Merece seguir en política un tipo que fue condenado por acoso sexual y que pagó la pena que por ello le pusieron?). Sólo voy a contarles qué me parece el libro que Juan José Millás escribió sobre el acoso que sufrió Nevanka Fernández, que actualmente vive y trabaja fuera de España junto a su novio. Un libro que el reconocido (y de peculiar estilo) escritor tejió basándose en las entrevistas, más bien informales, que mantuvo con Fernández.

Hay algo que no es como me dicen me ha agradado y sorprendido, sobre todo, por su frescura.
Millás abandona en esta ocasión sus habituales vericuetos metaliterarios, fantásticos y enrevesados, para contar con un lenguaje claro y libre de todo lirismo, sin "efectos especiales", se puede decir, una historia basada en el testimonio de una víctima, y sus propias conclusiones y reflexiones.

Así, si lo que el lector busca aquí es morbo, se sentirá decepcionado. Y eso que en manos de otro escritor, el sensacionalismo habría estado bien servido gracias a los ingredientes básicos del llamado "caso Nevenka": chica guapa y de buena familia, con apenas 24 años, se convierte en concejala de su pueblo y se lía con su jefe, el alcalde, un cacique cincuentón que pasa de halagarla babosamente a hacerle la vida imposible cuando ésta decide dejarle.

Pero Millás, gracias a lo que sea, va más allá e intenta entender él y hacer entender al lector, por qué pasó lo que pasó: por qué Nevenka se vio prácticamente abandonada por familiares y amigos cuando decidió denunciar a Ismael Álvarez (no voy a enumerar y describir las faenas y bribonadas que el hombre le hizo a su ex-amante, pero creánme que saberlas le deja a uno con muy mal cuerpo...); qué pudo provocar que una chica así (joven, preparada, atractiva y de buena familia) se emparejara con un hombre de la edad de su padre; qué les llevó a los escasos apoyos que recibió Nevenka a actuar así; qué les pasa a muchas mujeres cuando una de su género es maltratada delante de ellas pero resulta que la víctima es joven y hermosa; cómo las personas somos capaces de autoengañarnos para no enfrentarnos a una realidad que echa por tierra valores e ideas que considerábamos inquebrantables, etc...

En fin: el libro que hoy reseño, más que la crónica de un escándalo político-sexual reciente, es la narración de la desagradable experiencia de una joven que vio cómo su cartesiana vida se convertía en un mal sueño, sus nervios la traicionaban, y era acusada de chiflada y exagerada por casi todos.
En su obra, Millás convierte a Nevenka en héroe de un género muy peculial del cine de suspense. Me refiero a esas películas cuyos protagonistas descubren un buen día que el mundo que les rodea se asienta sobre vilezas y falacias, y cuando hacen públicas sus opiniones y deciden actuar, son tratados como dementes excepto por algunos aliados.

Lo que sí que echo en falta en este ¿ensayo? es más puntos de vista, quizás de gente que conoció a los implicados en otros contextos, personas del pueblo, etc... Pero, sin duda, se trata de una lectura honesta e interesante. Luego, por supuesto, están las conclusiones que uno pueda sacar...

Si lo leen, atentos al símil de los peces negros en peceras repletas de pececillos de colores. Me encantó. Como la vida misma...

También de Juan José Millás en ULAD: Dos mujeres en Praga