lunes, 16 de mayo de 2011

Craig Thompson: Blankets

Reseña premiada en el I Concurso ULAD

Idioma original: inglés
Título original: Blankets
Año de publicación: 2003
Valoración: Muy recomendable

Blankets, de Craig Thompson, es una de esas historias mínimas pero inmensas, cercanas y sinceras. De las que sientes como tuyas. Sin grandes ostentaciones estilísticas, únicamente vocabulario llano y textos naturales para contarnos sus propias vivencias de infancia y adolescencia. Sin escatimar vergüenzas ni ahorrar miserias, por supuesto. Literatura personal, autobiográfica, de cualquier tiempo pasado que no fue mejor.

Así, Craig Thompson nos acerca con esta obra sus cuitas más profundas: su relación amor-envidia con su hermano pequeño, su estricta educación cristiana y las derivas mentales que la misma le produjo, su inadaptación en el colegio o la historia de su primer amor adolescente, un bellísimo e intenso testimonio de amor plasmado con un realismo y sensibilidad como pocas veces habréis leído. Porque leer Blankets no es que enamore, no; es que supone enamorarse de nuevo. Cándida y platónicamente, como un adolescente, leer Blankets te colma el corazón y te devuelve a tus propios recuerdos, a tu propio primer amor, viendo plasmadas en sus páginas esa misma timidez que un día tú sentiste, esas mismas mariposas en el estómago, esa misma dicha plena. Gran culpa de ello lo tiene lo idealizado que está el elemento enamorante de la novela, una deliciosa chiquilla llamada Raina, pero qué gozada recordar y volver a sentir esa inocencia del primer amor a través de sus ojos. Qué maravilla, incluso, evocar de nuevo esa gran tristeza por el primer desengaño (preferible eso que no haberlo sentido nunca, ¿no?).

En el apartado gráfico, destacaría en Blankets su trazo limpio, con un dibujo que funciona a modo de gran collage en blanco y negro, perfecto acompañante de las melancólicas palabras que Craig Thompson ha elegido para cada ocasión. De toda su emoción. Porque eso es Blankets, emoción: un acercamiento íntimo hacia una persona que no conoces, el autor, que a su vez te haga revisar tus propias experiencias, tus propias derivas, tu Raina personal; un compartir unas vivencias ajenas que consigan espolear esos rescoldos olvidados de tu propia infancia y adolescencia, etapas de las que acostumbramos a recordar únicamente las partes más positivas; un retroceder durante unos instantes hacia días olvidados para enjugarnos los ojos de nostalgia, para rememorar tan vívidamente lo que es un amor primerizo. En definitiva, y en palabras del autor, por resucitar esa «satisfacción que produce dejar una marca en una superficie en blanco, dibujar un mapa de mis movimientos, sin importar que sea para siempre…»

Buena lectura, en conclusión, este Blankets para acercarnos a ese mundo de calidad y madurez que atesoran muchos cómics. Y buen ejercicio introspectivo, también. Porque, como en la omnipresente y mágica nieve de Blankets, la inmaculada superficie esconde bajo de sí secretos que reservamos para nosotros mismos y nadie más.

Blankets, de Craig Thompson. Poesía gráfica. Una joya a descubrir y releer…

Autor: Iñaki Rodríguez García

2 comentarios:

Jaime dijo...

Santi, no aparece el autor de la reseña, ¿no??

Santi dijo...

¡Ups! Ya está corregido, gracias...