jueves, 12 de mayo de 2011

Andrés Sopeña Monsalve: El florido pensil

Título completo: El florido pensil. Memorias de la escuela nacionalcatólica
Idioma original: español
Año de publicación: 1994
Valoración: Muy recomendable


.-Es que no estoy para nada, Santi, te lo digo en serio.
.-Venga, hombre, no será para tanto, no eres el primero que se separa.
.-No, ya supongo, pero me estoy metiendo en una depre que no soy capaz de pensar, mucho menos de leer y no te digo ya de criticar.
.-Pero no te hace falta leer nada, haz una crítica de algún libro que tengas en casa.
.-¿En casa? No tengo, lo que tengo es un montón de cajas llenas que pesan un rato, la viva demostración de que eso de que "la cultura no ocupa lugar", no es más que un tópico que seguro que no se le ocurrió a un operario de mudanzas.
.-¿Y qué? Como si tú no te acordaras de las tramas...
.-Bueno, eso es cierto, podría hablar de alguno divertido para ver si espabilo: siempre podría reseñar El florido pensil.
.-¿El florido qué?
.-Pensil. Mira por dónde, me parece que voy a conseguir que todo el mundo le vaya a dar un vistazo al DRAE. Es una historía escrita por el catedrático de la Universidad de Granada Andres Sopeña sobre la educación nacionalcatólica que muchos sufrimos; tú no, que eres un crío.
.-Habló el abuelito...
.-No llego a eso aún, pero no pierdo las esperanzas. El caso es que el libro trata de las vicisitudes que muchos tuvimos que sufrir al estudiar en un sistema maniqueo-fascistoide, plagado de estupideces y falsedades que ahora te hacen reir. Como el libro, porque el sentido del humor con que plasma la historia Sopeña te tiene con la sonrisa en la boca todo el tiempo, cuando no con la carcajada. No solo trata de la educación que recibimos, sino de las consecuencias de la misma, que aun ahora mismo son visibles en la sociedad democrática actual. De aquellos polvos vinieron estos lodos.
.-¿Pero entonces que és, un ensayo?
.-No, es una novela sin protagonista, o con varios protagonistas, pues aunque el autor se da voz a traves de un niño, que se supone que es él mismo, está regado con anécdotas que proceden de diversas fuentes, además de un montón de bibliografía de la época, ilustraciones y portadas de libros de texto que son un completo alucine. No debieron ser fáciles de encontrar por el escritor, aun con la ayuda de sus compañeros de la universidad, que sufrieron esta educación al igual que él. Hay mucho PNN todavía suelto por los campus.
.-¿PNN?
.-Profesor no numerario, una manera que tenían de poderte echar a las primeras de cambio como no pasaras por el aro, tú seguro que conoces un montón. Bueno, en Lisboa no sé si habría de eso. Hay que tener en cuenta que después del triunfo del golpe de estado del 36, depuraron a todo el que oliera a rojo. Bueno, depurar es un eufemismo para decir que fusilaron a todo el que cogieron, con lo que las aulas quedaron en manos de una panda de palurdos cuyos únicos méritos solían ser tener el carnet de mutilado de guerra o el de ex combatiente. Una gente que era capaz de plasmar en el discurso de apertura de la Facultad de Historia que lo que ellos buscaban no eran personas versadas en la historia, sino gente versada en la interpretación de la historia que desde el ministerio promovían. Es decir, inasequibles al desaliento e imposible el alemán, lo que se vacilaba el discurso oficial en aquellas épocas. Es que la doctrina era tan cursi, fascista y retrógada, que era imposible no tomarles el pelo con sus discursos.
.-¿Pero el libro va solo sobre eso?
.-No, también hace un retrato de la sociedad del momento, las peliculas, los tebeos, la religión, pero siempre desde un punto de vista infantil, que resalta más si cabe las incongruencias de la ideología que pretendían imponer y que impusieron, quieras o no, a la sociedad. Pero ya te digo que todo muy divertido, aunque con un punto de nostalgia que es de esperar, ya que como decía Mulundrú, la niñez es el refugio de los hombres, o algo así. Hicieron una obra de teatro basada en esta historia y una peli.
.-Bueno, pues no sé a que esperas para escribirla.
.-Que ya te digo que no tengo ganas, todo me cuesta un mundo últimamente.
.-Eres un llorica, Luis. Escríbela ya, o te presento a la reelección de bibliotecario de la wikipedia.
.-Vade retro, antes prefiero escribir una reseña de Os Lusíadas. En arameo.