martes, 10 de mayo de 2011

Heinrich Böll: El honor perdido de Katharina Blum


Idioma original: alemán
Título original: Die verlorene Ehre der Katharina Blum
Año de publicación: 1974
Valoración: Muy recomendable

Heinrich Böll (Premio Nobel de Literatura en 1972) no es un escritor fácil: escribe novelas densas, que se adentran en la experimentación narrativa con toques simbólicos, y que tratan temas sociales, políticos o éticos acuciantes en la Alemania pre- y post-nazismo, como Opiniones de un payaso o Billar a las nueve y media, quizás sus mejores obras. Es un escritor brillante, oscuro, muy complejo y mucho menos conocido de lo que debería, creo yo. Por eso, puede ser una buena idea recomendar esta novela corta, que representa bastante bien el estilo y la maestría de Böll, pero que por su relativa brevedad y sencillez puede resultar más accesible.

El honor perdido de Katharina Blum es una parábola sobre el sensacionalismo periodístico y su capacidad para destrozar la vida de las personas (un tema de lo más actual, por cierto: qué habría escrito Böll si hubiera vivido en la España actual...); pero también, y quizás, sobre todo, es el retrato de una sociedad crispada y paranoica (la de la República Federal Alemana) dominada por el miedo y el odio y por lo tanto fácilmente manipulable. De hecho, el ficticio periódico Zeitung, responsable de la lapidación moral de Katharina Blum, está basado (explícitamente) en el periódico sensacionalista y ultranacionalista Bild, el "tabloide" más vendido de Europa.

Técnicamente, la novela es magistral: escrita como un informe basado en diversas fuentes (escritas u orales, a veces difíciles de establecer), reconstruye, de manera laberíntica, los cuatro días que separan una fiesta de carnaval, en la que Katharina conoce al criminal Ludwig Götten, baila con él y le ayuda a escapar de la policía; y el momento en el que Katharina asesina al periodista Werner Tötges, que en esos cuatro días se ha encargado de acosar y manipular a su familia y amigos en su propio beneficio. El estilo es el que corresponde a un informe: objetivo, centrado en los hechos y en los detalles, meticuloso, matemático; aunque con licencias literarias y reflexiones acerca de su propia validez y valor.

La mayor pega que se puede poner a esta obra es que sea, hasta cierto punto, una "novela de tesis": pretende probar que el sensacionalismo periodístico es culpable y repugnante, y crea una trama ad hoc para demostrarlo. Pero incluso así, la novela funciona como novela, atrapa, engancha y seduce. Luego, que cada cual decida si está de acuerdo con la tesis de Böll o no.

Otras obras de Heinrich Böll en ULAD: Opiniones de un payasoPero ¿qué será de esta muchacho?

5 comentarios:

Anónimo dijo...

holla amigos,Me gusta su website,buen espacio, Te falta sólo una herramienta de traducción el resto tudo ok!
abrazo
excusa mi mal espanol!

Santi dijo...

Muchas gracias, anónimo. No te preocupes, tu español es perfectamente comprensible :)

Lo de la herramienta de traducción me da un poco de reparo: las traducciones que ofrecen suelen ser tan malas...

javi galván dijo...

http://www.imdb.com/title/tt0073858/?ref_=nm_flmg_act_109 Esta novela inspiró la película protagonizada por Angela Winkler (en el rol de Katharina) y Jürgen Prochnow, como Ludgwig Götten. Película alemana de 1795.

javi galván dijo...

Quise decir 1975 (perdón)

Carlos Más dijo...

Coicido contigo que Heinrich Boll es un semidesconocido (aunque Nobel) y sin embargo magistral escritor. El honor perdido debería ser de lectura obligatoria en las escuelas de periodismo: cierto que sólo ofrece un punto de vista, pero es obligatorio tenerlo en cuenta al hablar de alguien. Claro que en la era actual con internet y la educación actual, el concepto honor y el concepto vida privada son triviales