miércoles, 11 de mayo de 2011

Luisa Etxenike: Vino

Idioma original: español
Año de publicación: 2000
Valoración: recomendable

El punto de partida argumental de esta novela de la escritora vasca Luisa Etxenike, ganadora del Premio Euskadi de Literatura en Castellano 2009 por El ángulo ciego, también reseñado en este blog (ver final de esta entrada), es el ansia de venganza de un hijo contra su madre. Raúl Urbieta es un crápula despilfarrador de la alta burguesía donostiarra que siempre logra que alguien -generalmente su madre- lo saque de los atolladeros en los que no deja de meterse. Hasta que esta decide que nunca más y que, más aún, va a desterrar de su memoria a esa alimaña nociva en que se ha convertido su hijo.

Así es como Raúl intentará dar con algo -alguna flaqueza, algún error- que pueda utilizar para doblegar y hundir a su madre. En su periplo, se reencontrará con un personaje secundario de su infancia en La Rioja y destapará la caja de pandora de ciertos recuerdos del pasado que él mismo no llega a comprender del todo a pesar de utilizarlos en su propio beneficio y que tendrán consecuencias decisivas en la vida de los personajes (incluida la suya).

La novela se divide en tres partes, cada una ellas narrada en primera persona por Raúl Urbieta, Fermín Lizarazu (el "amigo" de la infancia) e Isabel Astiazarán, la madre de Raúl, respectivamente, y corresponden con la clásica división narrativa de planteamiento, nudo y desenlace. La novela, caracterizada por un ritmo vertiginoso que te va atrapando sin que apenas te des cuenta, va creciendo en intensidad y en belleza gracias a las metáforas del vino que van empapando y tiñendo los recuerdos de los personajes.

Y es que esta novela habla esencialmente del recuerdo y de la memoria. Según Isabel, la diferencia entre recuerdo y memoria es que el primero vuelve a ti, te persigue, te acecha y te sitia, mientras que a la memoria uno vuelve para rescatar de ella los datos o impresiones vagas. La memoria, por lo tanto, vive únicamente en el pasado, mientras que el recuerdo está anclado en el presente. Y nos mantiene encadenados.

También de Luisa Etxenike: El ángulo ciego

1 comentario:

Sofia Barlocco [Pony] dijo...

si te gusta el cine te invito a que pases por mi blog
Saludos!

http://helloevey.blogspot.com