miércoles, 4 de mayo de 2011

Bernhard Schlink: El lector


Título original: Der Vorleser
Año de publicación: 1995
Idioma de publicación: alemán
Valoración: Recomendable


Llegué a este libro por casualidad. Lo compré rebuscando en las estanterías de una librería. No había oído hablar de él pero al día siguiente de comprarlo, también por casualidad, comencé a oír hablar sobre él. Que contaba una historia curiosa e interesante, que había sido adaptado al cine, que la novela estaba muy bien escrita. Así que si el libro por sí ya me había llamado la atención en la estantería sin saber nada de él, después de estos comentarios casuales las ganas que tenía de leerlo se multiplicaron por mil. Así que me puse a ello y la lectura no me defraudó. No diría que es un librazo, uno de esos imprescindibles que hay que leer en algún momento de la vida, pero sí lo calificaría como un libro recomendable, de lectura amena, temática interesante y escritura bien elaborada.

La historia es relativamente simple aunque se circunscribe dentro de un contexto histórico muy concreto: la posguerra de la Segunda Guerra Mundial. Un adolescente comienza de forma casual una relación sexual con una mujer mayor que él. Para él supone su primer acercamiento al sexo y al amor. Para ella, una especie de liberación de su rutina y de un pasado secreto que la persigue. Hasta aquí, una historia convencional. Pero en la relación que ambos construyen hay un elemento diferente: ella, después del amor, siempre le pide a él que le lea algún libro. Así, van construyendo una historia nada convencional que se prolonga en el tiempo hasta que un buen día ella desaparece. Él no sabe nada de ella durante años hasta que, durante las prácticas de sus estudios de derecho, se la encuentra como imputada en un juicio. A partir de ese momento la historia cambia radicalmente para introducirnos en el pasado secreto, oscuro y sórdido de ella, un pasado relacionado con la Segunda Guerra Mundial y el papel que ella juega en la contienda.

El lector es una novela muy interesante en la que Bernhard Schlink se adentra en los vericuetos de la pasión y las relaciones humanas e indaga en la relación tan especial que puede construirse entre dos personas -incluso pese al doloroso descubrimiento del pasado de una de ellas- gracias al sexo, al cariño y a la literatura. Una novela que se lee de un tirón y que sorprende a cada paso, especialmente en la segunda parte de la misma.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Un pequeño y sencillo gran libro. Se lee del tirón y sin alardes, emociona e invita a la reflexión.

Anónimo dijo...

Gran libro! Como nota medio "pedante", la relación entre el chico y la mujer queda mejor reflejada en el título original, "Der Vorleser", que viene siendo 'el que lee en voz alta', matiz imagino que imposible de traducir en castellano de manera concisa. Por cierto que gran Kate Winslet en la película que se hizo a partir de la novela.

Guillermo Gómez dijo...

Me apunto la película para verla.

Juan Melville dijo...

Me han dicho que la película (que no he visto) es superior al libro, pero a mi cautivó y no creo que sea cierto. En todo caso no lo encontré una obra tan admirable como algunos dicen. Muy entretenido y rápido.

Alter ego dijo...

Es un libro que te engancha desde el principio, tierno y sorprendente, lo leí en alemán (como lectura obligatoria) y me gustó tanto que lo regalé en español a un montón de amigos. La película no defrauda y es verdad que Kate Winslet está estupenda en su papel.

Patricia dijo...

Estoy de acuerdo con la reseña. No es un gran libros, pero sí recomendable. Lectura sencilla.