lunes, 7 de diciembre de 2009

John Updike: Corre, Conejo

Idioma original: inglés
Título original: Rabbit, run
Año de publicación: 1960
Valoración: está bien

Corre, Conejo es un horrible título español para una buena novela del escritor estadounidense John Updike. Cuando murió a comienzos de este año, recuerdo haber leído en algún sitio que se iba uno de los grandes de la novela estadounidense del siglo XX, al que se echaría de menos a medida que pasase el tiempo. También recuerdo que leí alguna reseña elogiosa, pero que ponía alguna pega a su estilo realista y algo anticuado.

Corre, Conejo es, diría yo, una perfecta muestra de esto: la historia está bien contada, tiene momentos solemnes, ridículos, conmovedores. El personaje principal, Harry 'Rabbit' Armstrong (antes, un exitoso jugador de baloncesto juvenil; ahora, un fracasado vendedor de puerta en puerta casado con una mujer semi-alcohólica) es impactante, por su incapacidad para relacionarse, por su indiferencia y por su incoherencia, y pese a ello no resulta del todo odioso. La novela está bien escrita y es, como dice la contraportada de la edición que he leído, "sexy, de mal gusto, violenta y cínica; y que le aproveche".

Sin embargo, para mi gusto, a Corre, Conejo le falta algo: le falta imaginación, vuelo, originalidad, genialidad. Parece que John Updike está demasiado pegado al suelo, su narración es demasiado concisa, demasiado lineal, demasiado realista en el sentido tradicional. La vida del grupo de personajes que componen la novela está perfectamente enmarcada y descrita, pero no se logra con ello un gran efecto estético que perdure en el lector. No hay, por ejemplo, la complejidad y profundidad psicológica y narrativa de Philip Roth, el atrevimiento iconoclasta de Bret Easton Ellis ni por supuesto la explosiva exuberancia de Auster o el experimentalismo de Don DeLillo (por compararlo solo con sus compatriotas).

En definitiva, John Updike es un escritor competente, muy bueno, incluso, podríamos decir; pero Corre, Conejo no es una obra maestra: sólo una buena novela bien escrita y bien contada, que no es poco.

6 comentarios:

Jaime dijo...

Nada que ver con Alicia en el país de las maravillas, por lo que veo.. Por el título, digo. No hay manera de acertar con las traducciones de títulos: cuando hacen versión libre (como siempre ocurre en el cine), parecen de lo más sospechosas, y cuando se deciden por ser literales (como aquí), queda más bien tirando a cutrón. Ay.
(Me acaba de llegar el aviso de llegada para que vaya a recoger a correos un pedazo de libro que no me resistí a comprar por internet. ¡Me he puesto nervioso y todo, así que me voy ahora mismo! Ya veréis cuando os cuente, ya...)

Montuenga dijo...

Libro correcto pero plano, sin nervio, sencillito de escribir para una persona con oficio. Así definiría yo "Terrorista", la única novela que he leído de Updike hasta ahora. Tenía la esperanza de que la hubiese escrito bajo un impulso oportunista y el resto de su obra no tuviese nada que ver pero por lo que dices, tampoco hay que esperar demasiado. Ésta la tengo en la balda esperando turno. Ahora ya no sé si me decidiré porque hay mucho bueno por ahí como para andar perdiendo el tiempo.

Carlos Más dijo...

Una de mis lecturas de este verano ha sido ésta. Ya lo había intentado tiempo atrás y lo había dejado al poco de empezar, y por fin me decidí a ir a por Conejo... me ha quedado el mismo regusto que describes: obra correcta y entretenida, con cierto enfoque de búsqueda de una "correcta" conciencia social, pero ¿qué es lo correcto?
Updike no desea juzgar lo que está bien o mal, hace ver que bastante tiene cada uno con sobrellevar su vida y sus circunstancias. Es verdad que el protagonista sería repulsivo si lo pensamos un poco, pero Updike consigue que incluso nos pongamos de su lado y entendamos de alguna manera que todos somos a veces prisioneros de una vida no elegida por nosotros. La idea es buena, el libro muy correcto, pero como bien dices, no consigue enganchar, una pena.
Yo personalmente quería empezar con Updike porque siempre que veo una entrevista a un escritor con su biblioteca de fondo, hay libros suyos: es increíble, pero no falla. Será una paranoia mía.

bernik dijo...

Acabo de leer la segunda parte, El regreso de conejo, después de haber leído la primera que aquí se reseña. A mí, Updike me parece un hábil creador de personajes. Convierte al protagonista en un ser tan contradictorio como mundano, apático, cariñoso, vulnerable, conmovedor a ratos, pero también a veces exasperante.
Sus novela retratan un tiempo pasado (y a veces desfasado para un lector actual), pero también las cuitas universales del ser humano.
Una buena lectura, no sé si genial, probablemente no, pero interesante. Yo quiero seguir sabiendo de Conejo. Continuaré.

mundodena dijo...

Pues no sé, el término obra maestra me parece algo exagerado, pero a mí me pareció un novelón. No creo que haya que despreciar algo por ser realista (ni tampoco por ser posmoderno claro), hace poco le leí algo sobre eso a Andrés Ibáñez que no es sospechoso de eso precisamente.
Y me parece que tiene bastante profundidad psicológica.
Mi opinión
saludos

Anónimo dijo...

A mi me pareció un muy buen libro, y para nada plano o falto de imaginación. Por el contrario, logra una profundidad poética en su prosa capaz de convertir una historia casi trivial en una obra de arte.