sábado, 19 de septiembre de 2009

Sam Savage: Firmin

Idioma original: inglés
Título original: Firmin: Adventures of a Metropolitan Lowlife
Año de publicación: 2006
Valoración: Recomendable

Ésta es la historia de Firmin, una rata culta y solitaria. Culta porque, tras aprender a leer mientras devora las páginas de un libro, decide “devorar” –literariamente hablando– todos los ejemplares de la librería que habita. Y solitaria porque, debido a esta afición tan poco “animal”, su familia lo margina y abandona. Pero Firmin, que no se siente en absoluto como uno más de sus congéneres, aprovecha su soledad para dedicarse casi exclusivamente a perderse en la literatura y a estudiar con detenimiento la vida dentro y fuera de la librería.

Tras intentar entablar amistad con el librero y vivir con un escritor fracasado que se convertirá en su único amigo, Firmin descubre con tristeza que es demasiado humano para vivir con las ratas y demasiado animal para vivir con los seres humanos. Por eso decide protagonizar las historias de las que se alimenta y salir adelante, mientras el barrio en el que vive se desmorona y el mundo al completo parece irse al traste.

Pero que nadie se equivoque. Firmin no es una novela infantil, no es una historia de roedores que se comunican con seres humanos y protagonizan las más hilarantes aventuras. Es una obra adulta, seria, narrada de forma brillante y salpicada de alegorías y referencias literarias, que nos hará reflexionar, llorar y reir a partes iguales.

3 comentarios:

Jaime dijo...

Hmm, pues no será una historia infantil de roedores que hablan... pero bien que el argumento recuerdo a Ratatouille, la peli de Pixar. Ya se sabe: una rata con un olfato extraordinario que tiene pasión por la cocina y decide empezar a trabajar en uno de los mejores restaurantes de París, ante el rechazo unánime de roedores y bípedos. Es de 2007, pero se tardan muchos años en hacer un largometraje de animación, así que la historia estaría ya escrita muchos años antes. ¿No es ni un pelín sospechoso?

izas dijo...

Mira que lo pensé al empezar a leerlo, ¿eh? Pero qué va. No digo que Ratatouille no esté inspirada en Firmin (¿quién sabe?), pero aquí la pobre rata no se divierte tanto como en la peli. Y te da una pena en determinados momentos...

Santi dijo...

Sí, la verdad es que el pobre Firmin da una penita...

Por cierto, que este año se anuncia la publicación de la nueva novela de Sam Savage: El lamento del perezoso

http://www.papelenblanco.com/novela/sam-savage-novedades-por-partida-doble