sábado, 22 de octubre de 2016

Kobo Abe: Encuentros secretos

Idioma original: Japonés
Título original: Mikkai
Traducción: Ryukichi Terao
Año de publicación: 1977
Valoración: Está bien

Sé que puede parecer una generalización estúpida, pero tengo la impresión de que los libros de escritores japoneses son, cuando menos, raros. Aunque es verdad que no tengo un gran bagaje: algo de Mishima, Murakami, Oe, Soseki, Kawabata y poco más. Pero esa sensación me transmiten. ¿Cuestión de diferencias culturales, quizá?

Sea por lo que sea, y hablando de rarezas niponas, este "Encuentros Secretos" se lleva la palma, tanto por la mezcla de géneros como por el propio desarrollo de la novela.
Se trata de un libro que comienza como una novela negra al uso que, a medida que pasan las páginas, se acaba convirtiendo en una novela de ciencia ficción con toques de distopía (o viceversa).
Comienza con la extraña desaparición -una ambulancia en plena madrugada- de la esposa del protagonista y narrador y la subsiguiente investigación por parte del marido, lo que podría parecer un argumento trilladísimo en la novela negra. Pero aquí no hay tiros, ni sangre, ni detectives con un turbio pasado a sus espaldas ni nada por el estilo. Hay un marido que trata de dar con su mujer, y al que sus pesquisas llevan a un hospital, trasunto de una ciudad con sus tiendas de souvenirs incluidas, en el que se llevan a cabo extraños experimentos de corte sexual que, en cierta forma, anuncian lo que en el siglo XXI conocemos como "cibersexo".
Vamos, una frikada de narices.

En mi opinión, lo mejor del libro es su ambiente opresivo y absurdo. Casi toda la acción transcurre en un laberíntico e hipervigilado hospital, lleno de pasillos, sótanos, micrófonos y cámaras. Los personajes, de los que desconocemos sus nombres, parecen "atrapados" en ese hospital (llamémosle ciudad o mundo) y dan vueltas y más vueltas sin llegar a nada. ¿No os recuerda a un famosos tuberculoso checo?

Es curioso también el lado orwelliano del libro (¡anda, otro famoso tuberculoso!), con un hospital que parece el plató de "Gran Hermano 17" y recuerda vagamente a la sociedad de "1984" y unos experimentos sexuales que se adelantan en 30-40 años a ciertas formas de entretenimiento muy actuales (recordad que el libro se escribió en 1977).

En la parte negativa, la mezcla de géneros hace que el argumento se retuerza de forma inverosímil. Da la impresión de estirarse como un chicle y de perderse entre tanto laberinto y tanto pasillo, sobre todo en la parte más "ciencia-ficción". Las explicaciones y descripciones en este parte son un tanto farragosas y, a medida que pasan las páginas, todo se vuelve demasiado complicado.

A pesar de esto, se trata de una obra curiosa, aunque no fácil, de un autor que, al parecer, fue una celebridad en Japón. Y por algo sería, supongo.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Me encantó su libro "la mujer de arena" con ese toque kafkiano versión japonesa. Quisiera hincar el diente a otra de sus obras pero no me decido. ¿Algún consejo?

Koldo CF dijo...

Lamento no poder ayudarte. Ha sido mi primer Kobo Abe, aunque mirando por ahí parece que "Idéntico al ser humano" podría ser buena opción.

Un saludo

Anónimo dijo...

Tiene buena pinta aunque no sé como acabará mi cabeza con tanta obra de este corte jeje. Gracias.

Marcela dijo...

Leí hace 10 años a Kobo Abe "La mujer de arena" muy recomendable si nos gusta una lectura muy original y con toque muy oriental!
Nota: no recomendable si lo llevas a la Playa! Jaja
Saludos

Koldo CF dijo...

Hola Marcela:

Lo cierto es que hablan maravillas de "La mujer de arena", pero yo creo que doy a darme un tiempo antes de volver a Kobo Abe.

Gracias por el comentario

rebeca martín gil dijo...

"La mujer de arena" es un novelón. Aunque rara (como casi todo lo japonés), es una historia que envuelve, realmente asfixiante, y ahí coincido con Marcela: tras leerlo, no apetece mucho irse ni al desierto ni a la playa.

Anónimo dijo...

Otra lectura de él, "rara" como todas, y para mí recomendable: "El hombre caja". Me pareció una novela desconcertante en que se mezclan palabra e imagen.

Koldo CF dijo...

Pues parece que Abe tiene más seguidores y es más conocido de lo que yo pensaba. A ver si encuentro "La mujer de arena" por ahí y le doy otra oportunidad.

Gracias por los comentarios