martes, 26 de febrero de 2013

Luna Miguel: Pensamientos estériles

Idioma original: español
Año de publicación: 2011
Valoración: está bien


Luna Miguel es una de las poetas jóvenes más conocidas (si no la más conocida) del panorama literario actual. A pesar de tener sólo 23 años, ha publicado cuatro libros de poesía y un relato escrito a cuatro manos con Antonio J. Rodríguez, ha traducido a Schwob y ha editado dos antologías de poesía. Pensamientos estériles es su tercer libro de poesía publicado y ha sido ilustrado por Laia Arqueros.

¿Qué cuenta Luna Miguel en este poemario (aunque ella prefiera considerarlo, como explica en al final del mismo, un diario poético)? La autora habla de amor, de sexo, de poesía... pero, sobre todo, habla de sí misma y de sus relaciones, tatuajes, influencias personales y literarias, creencias y todo lo que sirva para dibujar el autorretrato que al final resulta ser este libro. Pero también lo utiliza como un canto a la juventud (con sus cosas buenas y sus cosas malas) y una declaración de desesperanza (o quizá de hastío) por lo que tiene que ofrecerle el mundo.

¿Por qué lo he valorado con un simple "está bien"? Porque la base es buena, pero podría dar mucho más de sí. Aunque Luna Miguel tiene buenas ideas y algunos versos de calidad, en ocasiones tanta sangre, tanta muerte y tantas alusiones sexuales resultan un tanto repetitivas y demasiado efectistas. No tengo nada en contra de estos temas, pero creo que, tal y como Miguel los trabaja (esto es, de forma muy cruda y directa), habría sido mejor que no apareciesen tan a menudo, pues su presencia constante acaba por eclipsar otros textos que quizá deberían recibir más atención.

Por ese motivo y por esa (excesiva, en mi opinión) importancia que se le otorga al hecho de ser joven, creo que este libro podía haber sido mucho mejor de lo que ha resultado ser. Creo también necesario destacar el trabajo de Laia Arqueros, cuyas ilustraciones complementan los textos y aportan, además, un toque onírico que consigue enriquecerlos.