viernes, 1 de febrero de 2013

Alessandro Baricco: Mr Gwyn

Idioma original: italiano
Título original: Mr Gwyn
Año de publicación: 2011
Valoración: Imprescindible

En algún programa de radio he oído que Alessandro Baricco vivió un tiempo agobiado por la necesidad de escribir, tras su éxito con Seda. Quizás sea una de esas historietas que se cuenta al reseñar un libro para darle sentido. Sea cierto o no, la verdad es que esta historieta es la introducción perfecta a la nueva novela del autor italiano, porque Mr Gwyn es precisamente eso: la historia de un escritor, en la cresta de su éxito, que un buen día decide dejar de escribir.

Muchos lectores pueden pensar: "el típico inicio para una novela, el típico personaje atormentado". Pero no. Mr Gwyn va mucho más allá de este inicio tan manido. Mr Gwyn es un canto a la literatura, un homenaje al acto de escribir por pura pasión, por puro gusto.

El argumento inicial es simple, pero sugerente. Jasper Gwyn, un afamado escritor británico, decide publicar un artículo en The Guardian en el que expone una lista de 52 cosas que no volverá a hacer. La última de la lista es no escribir libros. La penúltima, no publicar libros. A partir de ese momento, Jasper Gwyn comienza su periplo para descubrir qué hacer con su vida ahora que ya no va a escribir. Y en ese viaje exploratorio nos topamos con dos personajes vitales en esta historia: su agente literario y una chica joven que se convertirá en su ayudante a partir del momento en que descubre cuál es su verdadera vocación: retratar a personas. Pero no pintar un retraro, ya que él no es pintor, sino escribir retratos.

Con todos estos ingredientes, Alessandro Baricco ha cocinado la que es, sin lugar a dudas, su mejor novela desde que publicó Seda y me atrevería a decir que en muchos aspectos la ha superado. Mr Gwyn es una novela más elaborada, una novela que ahonda más profundamente en la psicología de los personajes sin perder ese estilo tan característico de Baricco: pocas palabras son más que suficientes para contar una historia y transmitir muchas nostalgias y desencantos.

Hacía tiempo que no leíamos al mejor Baricco. Por fin, después de unas cuantas novelas, lo hemos recuperado.

También de Baricco: Emaús, Novecento, Sin sangre, Tierras de cristal y Seda

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo he tenido la suerte de poder leer su obra en italiano y es sencillamente fascinante. En la traducción se pierde parte del carácter que le da a sus personajes y la particular forma de expresarse, como es normal, pero aun así es un escritor de lectura obligada. Os recomiendo leer también "City".

Un saludo.

Francesc Bon dijo...

A mí Seda me gustó mucho, y Emaús me pareció un tostón. Y me gusta mucho oír la voz de Baricco leyendo historias de City en un disco de Air. Aunque cuando intenté leer City me quedé a medias.

karenin dijo...

pues a mi me ha parecido una soberbia decepción. promete mucho al principio, con esa premisa tan sugerente y ese protagonista tan especial, pero luego te deja con sabor a muy poco... mucho azúcar en las últimas páginas.

Mr. Io dijo...

"Mr Gwyn es un canto a la literatura, un homenaje al acto de escribir por pura pasión, por puro gusto."

Brindo por eso. Es exactamente el sabor de boca que me dejó. Me encantó. Uno se queda en la historia bastante rato después de cerrar el libro.

Anónimo dijo...

hola ! alguien recuerda como terminaba este libro?