miércoles, 20 de junio de 2012

Fred Vargas: Un lugar incierto


Idioma original: francés
Título original: Un lieu incertain
Año de publicación: 2008
Valoración: está bien

Podemos ser fans de los artilugios narrativos de Faulkner, degustadores de las humoradas de Joyce o paladeadores del lirismo estilístico de Virginia Woolf, pero qué bien sienta a veces meterse entre pecho y espalda una lectura realmente entretenida, que nos coja de la mano en la página 1 y solo nos suelte después de unas cuantas horas sin poder separarnos de un libro, algo así como un BigMac literario en medio de comidas nouvelle cuisine. Bueno, pues eso me ha pasado con Un lugar incierto, de Fred Vargas, la primera novela que leía de esta autora de novela negra, de la que seguramente voy a leer varias más en el futuro.

Aunque en este caso decir que la novela me enganchó "desde la página 1" es una exageración: tardé aproximadamente 30 páginas (hasta que aparece el primer crimen de la novela) en sacudirme el aturdimiento inicial que provoca el universo algo irreal creado por Fred Vargas, destinado a "epatar" (del francés, epater) al lector. Luego ya, sí, aparecen no uno sino dos crímenes, a cual más truculento (una colección de pies cortados abandonados en la puerta de un cementrio londinense; y un anciano periodista francés brutalmente descuartizado en su mansión), y la novela entra en los moldes reconocibles del género: intuitivo y excéntrico detective Adamsberg investiga crimen, descubre pistas, es acosado por enemigos, establece conexiones, recibe ayuda, tiros, visitas inesperadas, etc.

Pero como yo no sería yo si no pusiera algún "pero", aquí va: el argumento de la novela resulta demasiado recargado, demasiado "barroco". Se mezclan demasiadas cosas y hay demasiadas coincidencias. Por si la rareza de los dos crímenes (uno en Inglaterra y otro en Francia, recordemos) no fuera suficiente, resulta que los dos están relacionados, como el lector sospecha muy pronto -porque esto es una novela, al fin y al cabo-. Y aún hay más: casi todos los personajes de la trama (el asesino, las víctimas, los policías...) terminan teniendo alguna relación entre sí, como si en el mundo solo hubiera un centenar de familias y los grados de separación que unen a las personas no fueran seis sino dos. ¿He dicho ya que hay vampiros? Pues sí: por detrás de la trama policiaca asoma una trama fantástica (que es tratada con una cierta ambigüedad, algo así como "si quieres creértelo te lo crees") que une los dos crímenes con un lejano pueblecito serbio habitado por chupasangres, y con una maldición familiar que se remonta al siglo XVIII.

En fin, un poco demasiado para mí; yo me habría conformado con algo más convencional, y con unas cuantas interrelaciones casuales (¿causales?) menos. Pero a pesar de todo, ya digo, la novela me ha entretenido, me ha enganchado y me ha sorprendido; que no es poco, la verdad.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hola.
Soy un gran seguidor de Fred Vargas y de la novela negra en general. Coincido en que “Un lugar incierto” es entretenida pero algo recargada.
Recomiendo leer de esta autora “La tercera Virgen” anterior a esta año 2006. Existe también una adaptación cinematográfica a la novela Huye rápido, vete lejos (Pars vite et reviens tard, 2001 ) interesante.
Un saludo