miércoles, 15 de mayo de 2019

Natalia Ginzburg: El camino que va a la ciudad y otros relatos / Las palabras de la noche


Idioma original: Italiano
Título original: La strada che va in città e altri racconti 
Año de publicación original: 1942
Traducción al castellano (Acantilado, 2019): Andrés Barba 
Valoración: Recomendable

El camino que va a la ciudad fue el debut literario de Natalia Ginzburg. Publicado originalmente bajo pseudónimo, narra la historia de Delia, una joven de familia humilde que se verá obligada a madurar tras quedar embarazada de Giulio, el hijo del médico. Por medio está el Nini, su primo huérfano. O Azalea, su hermana mayor, ya casada. Y el desengaño, la tristeza, la pérdida...

En suma, esta es una ficción estupenda. Una digna "ópera prima", y una novela breve que nada tiene que envidiar a las otras que escribió Ginzburg. Eso sí, le veo un par de defectillos. Su final es demasiado abrupto, por ejemplo. Además, desaprovecha a algunos personajes secundarios que tenían mucho potencial, como la madre de Giulio. Pero bueno, estas minucias no arruinan lo que es, por otra parte, una lectura deliciosamente amarga.

Tres relatos la acompañan convenientemente en la edición de Acantilado: "Una ausencia", "Una casa en la playa" y "Mi marido". Digo convenientemente porque todos ellos reinciden en uno de los temas ya expuestos en El camino que va a la ciudad: la infelicidad conyugal. Siempre, por supuesto, desde ángulos complementarios, nunca reiterativos. Querría destacar especialmente el primero de estos cuentos, por su inteligente construcción y el importante papel que otorga a la sugerencia.

Y ya de paso aprovecho para felicitar a Acantilado. La ilustración de la cubierta encaja al dedillo con los textos a los que precede, y la traducción de los mismos, a cargo de Andrés Barba, es impecable. Si acaso, pondría una pega a este flamante envoltorio: el “Prólogo” firmado por la propia Ginzburg, exclusivo de la novela, está integrado en este volumen de modo que parece el umbral de todo su contenido por igual.  


Idioma original: Italiano
Título original: Le voci della sera
Año de publicación original: 1961
Traducción al castellano (Pre-Textos, 2001): Andrés Trapiello
Traducción al catalán (Edicions de la Ela Geminada, 2019): Esteve Farrés
Valoración: Entre recomendable y está bien

Nominada al Premio Strega, Las palabras de la noche es la última de las cinco novelas breves que escribió Natalia Ginzburg. Nos cuenta la vida de Elsa, una mujer soltera de 27 años. También detalla la crónica familiar de Tommasino, su amante.

Debo reconocer que no he sabido conectar del todo con esta obra. En unos meses volveré a abordarla teniendo en cuenta lo dicho por otros lectores, a ver si mi percepción de la misma cambia. Recomiendo la reseña de Devoradora de libros, pues señala muchas de sus virtudes. Asimismo, Fragmentos de interior excusa varios de los que, a mi juicio, eran sus defectos en un artículo muy interesante.

Qué más, qué más... ¡Ah, sí! Fue llevada al cine en 2004 por el director español Salvador García Ruíz con el título Las voces de la noche.


También de Natalia Ginzburg en ULAD: Así fue, Sagitario, Querido Miguel

3 comentarios:

lupita dijo...

Hola, Oriol:

En ULAD he observado que sois varios los que sentís una gran admiración por esta escritora, a la que apenas he leído (sólo relatos), por lo que te pido si me aconsejas por qué libro empezar. El segundo de los reseñados, ¿estaría bien? Nos pides opinión para contrastar, pero la larga lista de pendientes que tengo haría que esa opinión llegara en semanas. La verdad es que siento curiosidad por ver si otros podríamos o no conectar con esa obra.

Por cierto, enhorabuena, reseña doble, doble placer.
Saludos

Gabriel Diz dijo...

Hola Oriol:

Leí “Léxico familiar” después de una reseña tuya y tengo pendiente “Todos nuestros ayeres “. Su estilo y sencillez me han gustado mucho.
Tuve la sensación que es una escritora que hace fácil lo difícil.

Saludos

Oriol dijo...

Saludos, Lupita.

Veo que has captado mi mensaje subliminal: demostradme que no he sabido valorar adecuadamente "Las palabras de la noche". No tengo ni idea de por qué no le he sabido coger el tranquillo a este libro. Supongo que se debe a que he leído las cinco novelas breves de Natalia Ginzburg de corrido, y en esta, la autora cambia ligeramente de registro y estructura. Quizás eso es lo que me ha desconcertado, no sé... Aunque, mirándolo con frialdad, "Las palabras de la noche" es, narrativamente, muy ambiciosa: su punto de vista es bastante complejo.

Yo siempre recomiendo empezar a leer a esta autora por sus novelas breves. Luego, me lanzaría de cabeza a sus antologías y recopilatorios de ensayos/artículos.

Por cierto, he hecho esta reseña doble porque me parece genial que se hayan reeditado tanto la primera como la última de las novelas breves de Ginzburg este año. ¡Había que celebrar semejante acontecimiento!

Hola, Gabriel.

"Todos nuestros ayeres" la tengo yo en una edición de Debate a nombre de "Nuestros ayeres", todavía pendiente de lectura. Es bastante tocho. Espero que la autora no se haya prodigado demasiado en sus páginas, pues la gracia de su estilo es, precisamente, su capacidad para sintetizar y sugerir. Como tú dices, hace fácil lo difícil. Para muestra tenemos estos libros que hoy he sacado a colación.