domingo, 29 de enero de 2017

Sorj Chalandon: Regreso a Killybegs

Idioma original: francés
Título original: Retour à Killybegs
Año de publicación: 2011
Valoración: recomendable

Autor poco prolífico debido a la decisión tardía a ejercer de escritor, Sorj Chalandon ejerció de periodista durante más de treinta años en el diario Libération cubriendo reportajes en países en conflicto. El trabajo realizado en este periódico y sus reportajes sobre Irlanda del Norte le llevaron a ganar el premio Albert Londres (equivalente francés al Premio Pulitzer) a la vez que le sirvieron para escribir la novela "Mi traidor" y, posteriormente, "Regreso a Killybegs", ambas basadas en el conflicto armado en Irlanda y siendo esta última la que le permitió ganar el Gran Premio de Novela de la Academia Francesa y ser finalista del Premio Goncourt.

Sin duda alguna, el trabajo periodístico le sirvió para formarse una idea de lo que representaba la lucha entre irlandeses e ingleses en el conflicto bélico que sufrieron sus habitantes a los largo de muchas décadas y que plasma hábilmente en esta novela. El trabajo realizado le llevó a forjar una larga y profunda amistad con Denis Donaldson, activista republicano que acabó confesando que era un traidor a su patria. Este hecho afectó tan profundamente a Chalandon que cogió la figura de Donaldson para convertirla en el protagonista de esta historia. Así, al tratarse de una experiencia personal, el escritor no pretende que comprendamos ambas partes del conflicto, narra únicamente el punto de vista irlandés. Pero que la famosa etiqueta "basada en hechos reales" odiada por muchos (probablemente con razón) no os provoque recelos ya que se trata de un buen libro y si informo de este punto es para dar verosimilitud a la carga histórica que el libro contiene.

Dejando de lado las motivaciones del autor y centrándonos en el argumento del libro, ya desde el mismo prólogo el autor elimina cualquier duda sobre cuál es el tema principal: la traición del protagonista. Una traición a los suyos, a su pueblo. Chalandon sitúa a su personaje en el 2006, ya anciano, cuando la traición ya ha sucedido. Los recuerdos del protagonista nos llevan al año 1941, en Killybegs, localidad costera de Irlanda donde vive la familia Meehan, católica, de origen irlandés y sin apenas haber visto una bandera inglesa en su vida por quienes sienten animadversión. Narrada en primera persona, en clave retrospectiva, la novela nos cuenta la vida de Tyrone Meehan desde que era un niño hasta su vejez. En ella vemos como la infancia marcada por un padre combatiente del Ejército Republicano Irlandés, de carácter duro, autoritario y con excesos no sólo violentos sino también en el consumo de alcohol, forja el carácter duro de Tyrone. La muerte del padre en plena calle, a causa de su delicada salud, lleva a que su familia se vea obligada a dejar Killybegs para ir a casa del hermano de la madre en Belfast, en una zona protestante. Después de varios altercados debidos a su ideología, son echados del barrio y van a vivir en otra zona de la ciudad habitada por miembros católicos simpatizantes del IRA, de la que Tyrone pasará a formar parte contribuyendo así a la lucha armada.

De esta manera, la novela nos cuenta la vida de Tyrone, los hechos que marcaron su vida, la frontera entre lo que es correcto y lo que no, la lucha por los ideales y la causa, la permanencia en una comunidad y sus obligaciones para con la misma, el respeto y la autoridad. Nos habla de guerra urbana, de violencia, de castigos y penas, encarcelamientos y causas defendidas. El libro nos habla también del conflicto, pero no únicamente el armado, sino también en uno mismo, la revisión del pasado y las consecuencias de las acciones.

De lectura ágil y sin una trama complicada, el autor relata la vida del protagonista de forma que, sin darte cuenta, te metes de lleno en la vida de sus habitantes. Las páginas pasan de forma rápida ante los ojos de un lector interesado no únicamente en esa etapa de la historia de Irlanda, sino también en una historia que, por su aparente sencillez, te aproxima perfectamente a sus personajes.

Lamentablemente creo que no existe a día de hoy la traducción de este título al castellano aunque sí otros de su autor. Es algo que debería remediarse ya que se trata de un buen libro. Sin duda caerán más obras de él, entre ellas "Mi traidor", publicada con anterioridad y donde ya aparece algún personaje que repetirá en esta novela (de hecho se trata de un alter ego del propio autor basando el personaje en su propia experiencia). No os diré de quién se trata sino que os animaré a leer el libro para que lo descubráis. Merece la pena.


3 comentarios:

Darian dijo...

Buenas, primero: felicitaciones.
despues, ¿no han leido a Azorin? mis recomendaciones para el, haganlo, si lo hacen, reseñen.

Anónimo dijo...

"Autor poco prolífico debido a la decisión tardía a ejercer de escritor, Sorj Chalandon ejerció de periodista "
"vive la familia Meehan, católica, de origen irlandés y sin apenas haber visto una bandera inglesa en su vida por quienes sienten animadversión".

En un blog sobre literatura. Madre mía.

Marc Peig dijo...

Lamento que esas partes, menos logradas, de la reseña no hayan gustado al Anónimo anterior. A Darian, gracias por las felicitaciones y por la recomendación. No he leído a Azorín (no sé si alguno de mis compañeros de blog sí lo ha hecho) pero tendré en cuenta tu sugerencia. Gracias por leernos y participar con tus comentarios.